Skip to main content

Si hablamos de ropa que destacan durante Semana Santa, la mantilla es sin duda una de las prendas que primero nos viene a la mente. Se trata, junto al mantón de Manila, del complemento español por excelencia. Con el tiempo se ha convertido en un elemento representativo de la Semana Santa. Pero también se utilizan en otras ocasiones como en bodas o eventos destacados. En definitiva es un símbolo que se utiliza para mostrar respeto y luto, pero a la vez las mujeres lo han adaptado para mostrar fuerza, elegancia e incluso lo han llevado a modo de protesta.

Esta prenda cuenta con mucha historia. Con los años ha ido evolucionando y adaptándose a las diferentes etapas. La mantilla actual es una recopilación de todos los cambios y adaptaciones que se han llevado a cabo.

LA MANTILLA, ORIGEN E HISTORIA

Origen de la mantilla

El origen de este complemento no está claro, pero, se cree que se remonta a la cultura Ibérica. Las mujeres usaban velos o mantos de tela para cubrirse el pelo y la frente. Se han llegado a encontrar figuras prerromanas que representan a una mujer con  tocados muy parecidos. Esta prenda se utilizó durante toda la Edad Media, eran las mujeres de poco nivel adquisitivo las que se cubrían con estos mantos. En el siglo XVI llegó a extenderse por toda la península, formando parte de los trajes tradicionales.En cada región adquirió un estilo diferente y ya se le conocía como mantilla de aletas.

Durante el siglo XVII se comenzaron a utilizar las mantillas con encaje, hecho que podemos apreciar en alguno de los retratos realizados por Velázquez. Pero en su mayoría eran mujeres del pueblo llano, no fue hasta el siglo XVIII que se comenzó a popularizar entre las clases altas.

La reina Isabel II fue una gran impulsora de la mantilla. Tanto ella como sus damas llevaron mantilla, poniendo de moda este complemento. Se utilizó para asistir a diferentes eventos y compromisos, hasta que a principios del siglo XX  empezó a decaer su uso.

Símbolo de protesta

 

La mantilla llegó a ser utilizada como símbolo de protesta. Durante el reinado de Amadeo de Saboya las mujeres de la aristocracia madrileña comenzaron a usarlas. En este caso no por moda, sino como una muestra de apoyo hacia la Casa Borbón frente al reinado de Amadeo de Saboya. Esta protesta se llevó a cabo los días 20, 21 y 22 de marzo 1871 en el paseo del Prado.

LA MANTILLA, ORIGEN E HISTORIA

Esta prenda es una señal distintiva de la cultura española. Una pieza que forma parte de nuestra historia y que a día de hoy sigue teniendo importancia. Durante la Semana Santa es cuando más protagonismo cobra. Siendo un símbolo de luto y respeto.

Ir al contenido