Skip to main content
Chaxiraxi. Candelaria, lugar donde se encontraba la figura de Chaxiraxi o Virgen de Candelaria.

La mitología guanche está cargada de dioses que acompañaban a los aborígenes. Muchos de estos dioses se creaban para dar explicación a los fenómenos ambientales que sucedían en las islas. Por ejemplo, existía el dios Achamán, Magec o Guayota. Hoy vamos a centrarnos en Chaxiraxi, la diosa madre.

Chaxiraxi

Chaxiraxi, para los guanches, era la diosa Madre, su nombre significaba “la que carga al Rey del mundo” o “Madre del sol” y formaba parte del conjunto de dioses principales de estos aborígenes. La historia de esta diosa une la mitología guanche con el cristianismo. Ya que los guanches identificaron la imagen de la Virgen de Candelaria con su diosa, Chaxiraxi.

La leyenda relatada por Fray Alonso Espinosa explica cómo la imagen, que más tarde identificarían como la Virgen de Candelaria, apareció en la isla de Tenerife unos 95 años antes de la conquista española. En el relato se cuenta que dos pastores guanches descubrieron lo que parecía una mujer en la desembocadura del barranco Chimisay. Debido a que los guanches tenían prohibido hablar con mujeres en despoblado, los dos pastores intentaron hacer gestos para que se retirara y poder pasar con su ganado. Pero la leyenda explica que el pastor se quedó sin movimiento en el brazo, mientras que el otro, al intentar atacar a la mujer, se hizo daño a sí mismo.

Los pastores asustados acudieron al Mencey Acaymo para explicarle lo sucedido. Este acudió al lugar con sus consejeros. Al ver que la mujer no respondía mandó a los dos pastores a recogerla y trasladarla a su palacio. La sorpresa fue cuando los pastores al tocar la imagen quedaron sanados. Acaymo se dio cuenta de la importancia de esta imagen y decidió cargar el mismo la representación. Pero debido al peso tuvo que detenerse y pedir socorro.

La figura fue trasladada a una cueva cerca del palacio/cueva del Mencey Acaymo. Tiempo más tarde, un guanche que había logrado escapar de los castellanos reconoció en la figura a la virgen María. Antón Guanche explicó al Mencey la fe cristiana que él, al ser bautizado, conocía. De esta forma, los guanches identificaron esta imagen como la Virgen María y se trasladó a otra cueva llamada Achbinico para ser venerada.

Chaxiraxi, figura

Es un misterio cómo llegó esa imagen a la isla, pero está claro que perduró gracias a que los guanches la identificaron como una de las diosas más importantes del panteón guanche. La celebración de la conocida fiesta Beñesmer se realizaba en honor a Chaxiraxi. Esta celebración estaba relacionada con la cosecha y se consideraba el año nuevo de los guanches.

 

La imagen de Chaxiraxi, reconvertida en la Virgen de Candelaria, es hoy en día la patrona de las Islas Canarias.

Ir al contenido