La felicidad de llevar un suéter feo

¡¡Happy Ugy Sweater Day!!

Los Ugly Sweaters nos han acompañado prácticamente desde que las abuelitas aprendieron a hacer punto, a propósito o no, quizás por algún fallo de diseño o incluso por algún error a la hora de hacer punto, estos diseños tenían una estética kitsch que a todos sacaban de su casillas.

Aunque todos sabemos que el motivo real por el cual empezó esta tradición fué el complot que montaron nuestras adorables abuelas para convertirnos en el centro de las miradas durante la cena de navidad o hacernos sentir de lo más incómodos en ellas, hay varias teorías que apuntan a que fué Bill Cosby y su famoso suéter hortera en The Cosby Show el que marcó un antes y después.

Hubo un maravilloso periodo durante los 90 en el que todo parecía haberse olvidado y los Ugly Sweater dejaron de ser #trendindtopic, pero lamentablemente, en 2011 un grupo de estudiantes decidieron montar una página web que vendía los suéter navideños más ridículos, a la vista está, que fué todo un éxito.

Desde su página web oficial National Ugly Christmas Sweater Day, nos dan un par de tips a seguir para formar parte de esta costumbre tan divertida:

1.Comprar el suéter de Navidad más feo que encuentres, cuanto más adornado y más feo mejor.

2.Usarlo durante todo el día, sin trampas ni cartón. Tu mantra debe ser: este suéter es mi único outfit.

3.Comparte el día con tus amigos, porque cuando te echas unas risas siempre es mejor en compañía.

Y como requisito indispensable, compartir en redes sociales la mejor de tus fotos con el hashtag #UglySweaterDayCLB.

En la Casa de Los Balcones, de momento no vendemos Ugly Sweaters, pero sí tenemos algún que otro suéter que podemos tunear, por favor abuelita, ¡¡no me mates!!.

Comments are closed.