Mencey-Beneharo

 

El menceyato de Anaga ocupaba los municipios actuales de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. Abarcaba también la extensión del macizo de Anaga y contó con gran resistencia ante los conquistadores.

Su mencey, Beneharo líder guanche, fue el primer tinerfeño en oponerse a Alonso Fernández de Lugo y formó parte del bando de guerra que, en unión con otros Menceyes, se enfrentó a Lugo en la Batalla de Acentejo, en la Batalla de Aguere y en la Segunda Batalla de Acentejo. Sobrevivió a la conquista y tomó el nombre de Fernando de Anaga.

La amplia superioridad de las armas castellanas frente a los bastones, piedras y lanzas de madera usadas por los indígenas, las plagas causadas por la corrupción de los cadáveres insepultos en el campo de batalla y la muerte de su principal líder, el mencey de Taoro fueron las causas de las sucesivas derrotas que decidieron el rápido final de la resistencia de Beneharo y otros líderes guanches a la conquista.

 

Mencey-Beneraho

 

Al final, derrotado tras la Segunda Batalla de Acentejo, Beneharo firma el 25 de julio de 1496 la rendición ante Lugo, y acepta acepta la Paz de Los Realejos. En septiembre de 1496, sólo existen pequeños grupos residuales de rebeldes que permanecen en las cumbres. La conquista castellana del archipiélago canario se da por finalizada.

En esta zona se han hallado restos arqueológicos como la Momia de San Andrés. En Vegeril, las “Laderas de Icorbo” y en “Roque de Tierra”  se encontraron varias momias obviamente destruidas. Cabe destacar el hallazgo de una piedra con grabados guanches, la llamada “Piedra de Anaga”.

  • Fuente: www.wikipedia.com