Entradas

El Arte del Calado

El Arte del Calado

La Casa de Los Balcones es el verdadero templo del calado canario, realizado fiel a la tradición, mimando las seculares técnicas con la voluntad de transmitirlas a las futuras generaciones en los talleres desarrollados en ella y donde perdura el nombre de Eladia Machado.

Esta maestra artesana, en la década de los ’40 del pasado siglo XX, tenía su taller en la actual Casa del Turista, en la calle San Francisco de la Villa de La Orotava. De su maestría nació el actual Traje de maga, cuyo origen se remonta a mediados del siglo XIX de la familia Monteverde.

De las manos seguras y expertas de estas artesanas nacen auténticas obras de arte que van de las ricas mantelerías, aptas para decorar importantes ocasiones, a los centros de todas las medidas, al alcance de cualquier bolsillo.

El Calado y la Roseta son las dos técnicas artesanales más utilizadas en las Islas Canarias. El primero es un bordado, consistente en ir deshilando una tela tensamente sujeta a un bastidor de madera mientras que la roseta consiste en formar dibujos con hilos, que se van cruzando entre alfileres puestos en un pequeño soporte circular de trapo.

Calando en el patio de la Casa de Los Balcones

Calando en el patio de la Casa de Los Balcones

Desde La Casa de Los Balcones queremos compartir con toda nuestra comunidad siglos de historia y tradición. Por eso reunimos nuestros mejores trabajos artesanos elaborados por nuestras maestras caladoras. A continuación resumimos los diferentes tipos de calados, las técnicas utilizadas y los materiales que día a día se desarrollan en nuestro Taller de Artesanía.

El Arte Del Calado

¿En qué consiste la lenta, minuciosa y agotadora tarea?

Puesto el lienzo en el bastidor, y al amparo de la tensura, unos hilos han sido extraídos; otros, que permanecen se agrupan en distintos dibujos.

Mantel calado a juego con sus servilletas

Mantel calado a juego con sus servilletas

Manteles Calados

Técnicas

  • Calado: Atado de hebras y llenado de espacios vacíos adornados con dibujo.
  • Marcado: Extraer de la tela tantas hebras como sea preciso para la ejecución del punto que se desee realizar conformando un dibujo en el que se alternan *huecos y hebras.
  • Espiguetas: Puntadas contínuas que van anudando varias hebras y que bordean el dibujo rematando la tela que está en el interior en contacto con los espacios calados.
  • Pasado de hebras: Conjunto de hilos que se pasan geométricamente y que dan soporte al dibujo que se quiera realizar.
Detalle de una caladora – foto de Beatriz Chinea

Detalle de una caladora – foto de Beatriz Chinea

  • Randa: Consiste en sacar hebras de la tela en una sola dirección, en la que se van agrupando y anudando las hebras arriba y abajo en forma de zig zag formando rombos en el centro del calado.
  • Presilla: Remate de los bordes exteriores formados por un cordón de puntadas muy juntas que impiden que se escape y se deshaga el calado.
  • Espigas sardinas: Cruzado de hebra en forma de ocho.
  • Puntillo: Línea recta formada por nudos continuos.
Calado canario hecho por las artesanas de la Casa de Los Balcones

Calado canario hecho por las artesanas de la Casa de Los Balcones

El Puro Palmero

Origen del Puro Palmero

Desde 1661 se tienen noticias del cultivo de tabaco en la Isla Bonita, siendo las primeras cosechas en el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente por el año 1730. Canarias fue parada obligatoria para los barcos que llevaban mercancía hacia América, especialmente hacia el puerto de la Habana.

Familia Palmera con las hojas de Tabaco - Foto de El Alisio

En aquella época numerosos canarios partieron siguiendo la ruta abierta por Cristóbal Colón, hasta el punto que más de 120.000 habitaron la isla productora de tabaco más importante del mundo: Cuba.
Se les concedió licencia para cultivarlo y producirlo, y ya en el siglo XIX estas familias emigrantes regresaron convertidos en maestros tabaqueros, portando entre su equipaje las semillas de esta planta que se adaptó con facilidad a la fertilidad de nuestros suelos y a la influencia de los alisios.

Finca de Tabaco El Sitio, La Palma

¿Por qué es especial la elaboración del puro palmero?

La calidad suprema del puro palmero, reconocida a nivel mundial, se debe a que su elaboración está plagada de sencillez, destreza y habilidad acompañada de tradición, secretos y fórmulas susurradas al oído de generación en generación.

Las semillas actuales llegaron de Cuba en los años 40 del siglo pasado ayudando a subsistir con su cultivo a muchas familias durante la posguerra. Las mujeres hacían guardia por la noche en los semilleros y a pesar de que la elaboración masculina es predominante, ellas también conocían el arte minucioso de entremezclar las mejores hojas, tanto que conseguían una mayor producción de puros que los hombres.

Detalle del Puro Palmero en La Casa del Turista

Es primordial la elección del tabaco más apropiado, no basta con tabaco de calidad, tiene que ser de calidad excepcional. Se crea una liga de tabacos a base de las mejores hojas seleccionadas cuidadosamente y tratadas manualmente de principio a fin por expertos artesanales. En este proceso es importante tanto la materia prima como dónde se guarda, las anillas…

Su aroma tan codiciado consigue diferenciarse de los puros caribeños, pero para evitar que sean confundidos, los verdaderos puros de La Palma llevan un sello oficial de garantía.

Puros palmeros en La Casa de Los Balcones

El placer de un buen fumador a tu alcance en La Casa de Los Balcones

Dada la calidad de los puros canarios, cuentan los expertos que hay que enjuagarse la boca para saborearlo mejor, apretarlo cerca del oído para oír su crujir, encenderlo con fósforo de madera y sobretodo, disfrutar dejándose envolver por su aroma entablando un fructífero diálogo con el humo.
En La Casa del Turista se pueden encontrar los mejores puros elaborados con la técnica palmera.

FUENTES:

2ª Edición del Concurso de Fotografía La Casa de Los Balcones

Un año después de éxito del Primer Concurso Fotográfico de La Casa de Los Balcones, en la que conseguimos captar un gran nivel tanto en la participación como en las fotografías, estamos encantados de anunciar esta segunda edición.

Para participar sólo necesitan venir a La Orotava, y fotografiar la Casa de Los Balcones, la Casa del Turista y su entorno arquitectónico, artístico, paisajístico y patrimonial.

Una vez en casa deberán rellenar un pequeño formulario , subir su foto y esperar a que el Jurado delibere los ganadores el 7 de Junio.

2ª Edición del Concurso de Fotografía La Casa de Los Balcones

Los premios a las mejores capturas son los siguientes:

  • Traje de Mago completo, para dama o caballero,
  • Timple canario, de elaboración artesanal,
  • Cesta regalo, con un surtido con los mejores productos de nuestra tierra.

Aquí les adjuntamos las Bases del Concurso, en cualquier caso pueden mandarnos un comentario si tienen alguna duda.

¡Suerte a todos!

La Casa del Turista, historia de la Casa Molina

Hoy les contamos la historia de nuestra casa vecina, la Casa del Turista, de arquitecto desconocido, que data del siglo XVI, alrededor del año 1.590.

Historia del Edificio

Fachada de la Casa del Turista en La Orotava

La mansión de Molina se distingue con el número 4, fronteriza con las de los balcones, fue edificada por Francisco de Molina y López de las Doblas, ubetense establecido en La Orotava, donde casó el 31 de Agosto de 1593 con Isabel de Lugo y Valcarcel, hija del regidor Francisco Benítez de Lugo y de su segunda esposa Isabel de Cabrera.

La Casa pasó al descendiente de ambos Francisco de Molina LLanera y Lugo (1.636-1.706) capitán de milicias canarias, caballero de Calatrava en 1675, creado en 1680 marqués de Villa fuerte, insigne bienhechor de la orden Agustina. En la unión de su hermano fray Bartolomé de Molina, fueron primeros padrinos y promotores del convento de esa orden en La Orotava, además donó al extinto convento franciscano la urna del Santo entierro, hoy en la parroquia de San Juan.

Medallón de la Casa del Turista

Seguidamente gozó esta casa su hija Francisca de Molina y Hoyo(1653-1728), II marquesa de Villa fuerte, casada en primeras nupcias con el maestre de campo de infantería española Martín el hoyo y Alzola y, en segundo matrimonio, con Luis Prieto del Hoyo y Anchieta, alguacil del Santo Oficio, que en este lugar terminó su vida, en 1715, y donde también acabó la de su viuda.

Vino a heredarla su hermana Isabel de Molina y Hoyo (1660-1729), que fue III marquesa de Villa fuerte, casada con el capitán Juan Francisco de Franchi Alfaro, caballero del hábito de Calatrava, quienes tampoco dejaron hijos, por lo que el marquesado, junto con los mayorazgo familiares, fueron a José de Molina y Castilla (1705-1748).

Entrada de la Casa del Turista en La Orotava

Al tiempo gozó estos vínculos y distinciones María Luisa de Molina y Fierro -VIII marquesa de Villafuerte- quién al morir en 1.862 las transmitió a su hijo José de León Huerta y Molina (1.828-1.901) diputado a Cortes, Senador del Reino y Maestrante de Sevilla, esposo de María del Carmen Bernuy y Osorio de Moscoso, marquesa de Valparaíso, grande de España. Falleció sin hijos, por lo que todos sus bienes pasaron a su sobrina María del Carmen Luisa de León Huerte y Cólogan (1.900-1.986), X marquesa de Villa fuerte.

En este edificio radicó en la segunda mitad del siglo XIX, un establecimiento dedicado al al cuidado y enseñanza de gallos de pelea, en 1.880 se abrió un expediente sobre declaración de ruinas, dado el mal estado de la fábrica y el hecho de concurrir mucha gente a las riñas de gallos.

En la segunda década del siglo XX, esta finca fue enajenada en Lorenzo Machado y Benítez de Lugo, hoy en poder de sus nietos los señores Schönfeldt Machado, los cuales han devuelto a la casa su primitivo esplendor, ocupada en la actualidad por la acreditada “Casa de los Balcones”, templo de la artesanía canaria.

Características artísticas y arquitectónicas

Edificada sobre dos plantas, en su fachada destaca la portada plateresca de cantería, de líneas sencillas, con pilastradas cajeadas, sobre las que aparecen círculos. En la parte baja del pedestal y en el extremo de la cornisa hay una decoración vegetal encerrada en óvalos. El balcón, descubierto, muy estrecho y de bellos balaustres torneados, tiene base de cantería con dos remates laterales, y se decora por su parte inferior con una línea de dentículos.

La Casa del Turista en La Orotava

El segundo piso repite la organización de la planta baja. Cubre toda la fachada un alero doble de madera y fila de tejas. Los techos de las salas principales están suntuosamente decorados con artesones labrados en madera. Su patio interior es de construcción posterior a la fachada.

La Casa del Turista en la Actualidad

La Casa del Turista acoge los exquisitos y elegantes bordados, tan arraigados en la tradición artesana canaria, que encuentran aquí manos dignas de su fama. Los tradicionales trajes típicos de los “magos” de las siete Islas Canarias, son decorados por las artesanas de esta Casa como si de una pintura maestra se tratara en la Boutique del Mago. La elegancia y precisión de los bordados canarios se aplica a toda clase de textiles, llegando a unos resultados de gran belleza estética y a una indiscutible originalidad.

Bordando  trajes de mago en Casa del Turista

Bordando trajes de mago en Casa del Turista

Alfarería en la Casa del Turista, La Orotava

Los exquisitos objetos en barro, elaborados en la misma Casa por artesanos locales, mezclan las antiguas tradiciones isleñas con las más refinadas técnicas de alfarería con torno. Motivos gráficos extraídos de la cultura de los aborígenes “guanches” vienen reinterpretados y actualizados con un interesante despliegue de creatividad. Desde los objetos de uso doméstico hasta los simplemente decorativos, absolutamente todos, poseen el don de la fantasía, soportada por las antiguas técnicas de los maestros alfareros de antaño.

También La Casa del Turista es actualmente el “paraíso del souvenir” ya que en sus sugestivos salones se puede encontrar lo mejor de la artesanía y productos agroalimentarios típicos de las Islas Canarias.

Si quiere pude ver aquí un recorrido virtual por esta casa y convencerse de su obligada visita. la Casa de Los Balcones

Visitas: Emilio Butragueño en La Casa de Los Balcones

Emilio Butragueño, unos de los futbolistas más conocidos del deporte español y ex jugador del Real Madrid, visitó en Mayo de 2004 La Casa de Los Balcones, acompañado por su esposa e hijos. Fue su padre Don Emilio Butragueño Benavente, el cual ya había visitado la casona en anteriores ocasiones , quien tenia especial predisposición de visitarla nuevamente junto con su hijo Emilio.

La recepción fue a cargo de nuestro querido Cristóbal González, el cual les acompañó durante su visita, explicándoles todo lo relacionado con la artesanía  canaria. Quedaron impresionados por las labores artesanas y por los calados y mantelerías hechas a mano por expertas artesanas de nuestro taller.

Posteriormente visitaron la Casa de los Balcones, la Casa del Turista y también el Museo, donde Emilio Butragueño se interesó vivamente por la historia de la casa y su  arquitectura. Quedaron gratamente sorprendidos por las historias que Don Cristóbal les explicó sobre La Villa de La Orotava y sus tradiciones.

Tienda Casa de Los Balcones en La Palma

La Casa de Los Balcones abrió recientemente una nueva tienda tienda en la Isla de La Palma

Después del cierre del anterior local ubicado en la antigua terminal del Aeropuerto de Mazo, abre esta nuevo establecimiento en la capital palmera de Santa Cruz.

Fiel a la política de la empresa de estar en los mejores enclaves de nuestras islas, este nuevo punto de venta se situa en la calle comercial de O’Daly, popularmente conocida como la calle Real.

Decorada con motivos de las fiestas lustrales como los enanos, y con trajes típicos de la isla bonita,  esta tienda abre sus puertas con una selección de los mejores productos de artesanía y souvenir de La Casa de Los Balcones.

Con esta son ya 11 los puntos de venta que tiene la empresa, sin contar con nuestra tienda online, disponible las 24 horas

 

El Abanico, artesanía, moda y decoración

El abanico, ese útil instrumento para refrescarse, a la vez que elegante y decorativo complemento de moda, y que podría clasificarse también como producto de artesanía visto su delicado proceso de fabricación.

Sus orígenes son imprecisos y perdidos. Si tomamos en cuenta el momento en que el hombre descubre el fuego, en la prehistoria, ya aviva las brasas recurriendo a objetos a modo de abanico. Ya documentados, tenemos conocimiento de que los abanicos fueron empleados por egipcios, babilónicos, persas, griegos y romanos, gracias a la aparición de este instrumento en las representaciones artísticas de estos pueblos.

Ilustración de Abanico por @catatrujillo

Ilustración de Abanico por @catatrujillo

En el antiguo Egipto los abanicos eran de gran tamaño, de forma semicircular, de plumas y con un largo mango. Su función era doble: dar aire y espantar a los insectos. Además era un objeto ornamental indicativo de poder. Algunas citas literarias de diversos autores clásicos son prueba de que Griegos y Romanos utilizaron abanicos.

En China la tradición del abanico es milenaria, remontándose a tiempos del emperador Hsien Yuan (2697 a. C.). Algunos autores afirman que la constancia arqueológica más temprana se remonta al s. VIII a. C. para el abanico fijo en China y al s. IX (877 d. C.) para el abanico plegable en Japón.

En Occidente, durante la Edad Media, el abanico o “flabelum” pasa a formar parte de la liturgia cristiana, empleándose en la consagración para proteger la Eucaristía de los insectos y refrescar al celebrante. En Europa conocemos el Abanico desde finales del s. XV, procedente de China y Japón y traído por los Portugueses en sus rutas comerciales hacia Oriente.

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Enseguida se popularizó y llegó a tener la forma actual en el s. XVII, desplegándose desde entonces en él  todo capricho de la moda y la inventiva de los miniaturistas quiénes introdujeron calados, relieves, incrustaciones y materiales preciosos.

En el siglo XVIII se instaló en España el artesano francés Eugenio Prost bajo la protección del Conde de Floridablanca, convirtiéndolo en uno de los principales productores de abanicos del mundo. Ese mismo siglo se crea el Gremio de Abaniqueros y a principios del siglo XIX se funda la Real Fábrica de Abanicos.

En un principio el abanico fue de uso tanto del género femenino como del masculino, llevando los hombres pequeños ejemplares en el bolsillo. Sin embargo su utilización se vuelve prácticamente exclusiva de las damas a principios del s. XX, llegando hasta nuestros días.

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Al parecer las Damas llegaron a ser tan diestras en el uso de este artefacto que inventaron todo un “lenguaje del abanico”, que consistía en la posición con la que colocaban el abanico, o el modo en como se le agarraba, para así transmitir un tipo de mensaje u otro. Las más jovencitas solían recurrir a este “lenguaje” con frecuencia para comunicarse con sus pretendientes en bailes y lugares públicos sin que lo notaran sus madres u otros acompañantes celosos de su correcto comportamiento.

Hoy en día, se encuentra en Cádiz la única escuela-taller de abanicos del mundo, pero todo el material, artesanos y artistas están situados en los alrededores de Aldaya, ciudad situada al lado de Valencia.

En La Casa de Los Balcones tenemos un amplio surtido de los mejores abanicos, en diversos de colores, con dibujos pintados a mano, con encaje y de diferentes tamaños.

Fuentes:

La Casa de Los Balcones en TV. Destino España

Esta semana La Casa de Los Balcones salió en la TV. El programa Destino España que emitió la primera de RTVE, se centró en Canarias, en nuestra isla de Tenerife. En ella habita Lili, una jamaicana que lleva 2 décadas viviendo en La Orotava y le encanta calar.

Mejor les dejamos el vídeo y ven ustedes mismos cómo nos muestra los encantos y y las tradiciones de esta tierra

Aquí también les dejamos la foto del ‘making-off ‘ que grabó el Muchacho cuando realizaron el vídeo

Lili en el Taller de Calado de la Casa de Los Balcones

Lili en el Taller de Calado de la Casa de Los Balcones

Pueden ver el programa completo en rtve.es

XXVI Feria Artesanía Pinolere

La Casa de Los Balcones estuvo presente en la XXVI edición de la Feria Pinolere, celebrada de nuevo en el conocido barrio villero de La Orotava. Este año 2011 la temática se centró en la cestería y el mimbre, aunque hubo representación de todo tipo de artesanos. La Feria cumplió todas las expectativas y superó el número de participantes de pasadas ediciones,  pues asistieron 220 artesanos, representando a todas las islas del archipiélago canario. También se mejoró el número de visitas recibidas  con casi 35.000 personas durante los 3 días.

La Feria estuvo marcada como cada año, por la apertura a cargo de las autoridades locales y autonómicas y también por la Asociación Cultural Pinolere.  Los siguientes actos consiguieron ambientar el fin de semana y deleitar a más de uno:

  • Homenajes a maestros artesanos, como el cestero del mimbre Juan Padrón
  • Espectáculos, como la representación teatral ‘Romancero Canario’
  • Talleres infantiles de artesanía y también para adultos
  • Exposición del cómic IMIDAWEN
  • Presentaciones, como la del libreo GREDA, manual de cerámica canaria
  • Actuaciones musicales como la parranda El Chaboco
  • Degustaciones y muestras de la gastronomía local

Tal fue el éxito de la feria que muchos de los artesanos acabaron sus productos debido a la gran demanda y calidad de sus productos. Aquí una muestra del reportaje realizado

Fuentes:

El Cuchillo Canario

El cuchillo Canario, valiosa pieza de artesanía a la vez que útil herramienta, hecho a mano en su totalidad, se caracteriza por poseer un mango o cabo, hermoso y llamativo que lo hace muy apreciado también entre coleccionistas. Este mango es labrado en materiales como el oro, la plata, la alpaca (aleación de cobre, cinc y níquel), el marfil, el cuerno de carnero (blanco negro y rubio) y el ébano. Su hojas, forjadas en herrería son elaboradas en oro, plata, alpaca, acero damasquino, acero inoxidable y acero al carbono (aleación de hierro y carbono).

El Cuchillo Canario

Sobre el origen e historia del cuchillo canario existen varias teorías. Ubicado cronológicamente por algunos en el siglo XIII, otros afirman que su presencia en Canarias no se remonta más allá de mediados del s.XIX, asociado a los inicios del cultivo del plátano. El que sea denominado también como Naife, término procedente del ingles “knife” nos llevaría a la teoría de que fueron los ingleses quienes lo trajeron a las islas y sin embargo las peculiares características del mango apuntan a una procedencia norte africana. Finalmente y tras muchos estudios, Don Alejandro C. Moreno y Marrero apunta que -“el origen del Cuchillo Canario está en aquellos territorios peninsulares donde permanecieron los árabes después de finalizada la Reconquista. Para mayores señas, me atrevería a afirmar que se encuentra focalizado o localizado en las regiones de Toledo y Albacete, ciudades donde, como escribiera Martínez del Peral, la fabricación de los cuchillos proviene de los moriscos, hábiles artesanos en el labrado y tratamiento de los metales”-.

Colección de cuchillos canarios en la Casa de Los Balcones, La Orotava

Ya en Canarias, el Cuchillo arraigó como una herramienta imprescindible para el agricultor y el ganadero y de entre las primeras referencias escritas, nos llaman la atención las palabras de la Inglesa Olivia Stone, en el año 1885: “los isleños tienen, al menos, una buena costumbre. Casi todos los hombres y muchachos llevan cuchillos, pero, en cuanto va a comenzar la pelea, los arrojan bien lejos. Si esta costumbre no estuviese bien implantada, la apasionada sangre daría lugar a muchas tragedias terribles”.

Campesino con Cuchillo Canario

Siendo motivo de estudio para muchos, el cuchillo Canario puede clasificarse, atendiendo al mango, en: Cuchillo de cabo de Palo, Cuchillo de cabo de Cumbre, Cuchillo de cabo de Costa y Cuchillo de cabo de Flores. También, según la longitud de la hoja encontramos el Cuchillo de Pastor, de 18 cm; el Cuchillo de Labranza o Platanero, de 21 cm y el cuchillo Pitero, de más de 23 cm. Por último, atendiendo a los materiales empleados en su elaboración, se dividen en Cuchillos de Trabajo y Cuchillos-Joya.

Ha sido merecedor incluso de un Monumento al Cuchillo Canario, ubicado al finalizar el Lomo de Guillén (Guía de Gran Canaria), ciudad ésta que ha sido considerada desde tiempos inmemoriales la tierra de cuchilleros por antonomasia.

Monumento

A pesar de que es en la Isla de Gran Canaria donde se encuentra la mayor producción, existen también en Tenerife varios artesanos que los elaboran, e incluso, en menor escala, en la Isla de El Hierro. Así podemos encontrar en Tenerife, aunque procedente de la isla de El Hierro al polifacético artesano Belio Acosta Castañeda, virtuoso tanto con la madera como con el metal.

Según dice Belio, si usted regala un Cuchillo Canario, es conveniente que perciba a cambio una moneda de quien lo recibe, siendo ésta la única forma de quedar garantizada la paz entre ambas personas.

Bibliografía:

  • Consideraciones Generales sobre el origen y procedencia del Cuchillo Canario, por Alejandro C. Moreno y Marrero.
  • “La huella de tus manos”, de Stavros Meletlidis.
  • Fotografás de Stavros Meletlidis.