La visita a la Casa de Los Balcones, una experiencia temática

La visita a la Casa de los Balcones se ha convertido en toda una experiencia para el turista.

Trabajamos día a día para que cada uno de los rincones más emblemáticos de esta casa y los productos más representativos de nuestras islas, se conviertan en pequeñas historias llenas de vida. Con el único objetivo de que el turista disfrute y conozca más de cerca nuestra historia y nuestras costumbres.

A continuación tienen un enlace a las leyendas de los diferentes rincones de la Casa de Los Balcones que todo visitante podrá encontrar (en español e inglés) en su paso por esta casona:

Turistas haciendo fotos en Casa de Los Balcones - La Orotava

Turistas haciendo fotos en Casa de Los Balcones – La Orotava

Y aquí todas las leyendas sobre los productos más típicos de nuestras Islas, también en dos idiomas:

Leyenda de la Escalera de Caracol

Leyenda de la Escalera de Caracol

Todas estas leyendas van acompañadas de un código QR, los cuales redirigen al usuario a las publicaciones de este blog.

Además, cada mes, la Casa está enfocada a una temática diferente, con el objetivo de ambientar y destacar los productos en relación a cada temática  como son el Vino, la Música, el Calado, la Navidad, el Libro, la Alimentación y muchas más. Pueden consultar aquí el calendario completo de los 12 Meses, 12 Temáticas.

No dudes en venir a La Orotava, la visita es gratis!

12 Meses 12 Temas

Anunciamos que a partir de este mes de Agosto de 2013 iniciamos en la Casa de Los Balcones diferentes exposiciones, promociones y eventos, donde podrán conocer más de cerca nuestras tradiciones, costumbres y productos.

Este es el calendario, mes a mes de las temáticas que seguiremos:

Agosto |Mes del Textil

El Calado canario será la estrella este mes, con caladoras en vivo y promoción de toda la familia de textiles como mantones de manila, rosetas, bordados, con Exposiciones de auténticas obras de arte.

Septiembre | Mes del Turista

Mes dedicado a nuestro visitante, con ambientación de todos los países que nos visitan y con el Souvenir como mejor embajador.

Octubre | Mes de la Música

Todo lo relacionado con el folclore canario, los instrumentos como timples, güiras y chácaras, los Sabandeños y la música serán protagonistas este mes.

Noviembre | Mes del Vino

El mes de noviembre es el mes de los vinos, donde se celebran la apertura de las bodegas. Catas, degustaciones, vinoterapia y promociones especiales con regalos como los vasos de vino romeros.

Diciembre | Mes de la Navidad

La ambientación de todas las tiendas con motivos navideños con mantelerías y muchos regalos para hacer de la Navidad una época entrañable.

Enero | Mes Volcánico

Piedras volcánicas como la Olivina y la Obsidiana serán protagonistas en forma de joyas y también la cerámica y la alfombra de arenas del Teide.

Febrero | Mes del Carnaval

Ambientación en las tiendas con disfraces de los Carnavales de Santa Cruz de Tenerife, los Indianos en La Palma y La Gomera. Pamelas, sombreros, abanicos y sombrillas como productos destacados.

Marzo | Mes de la Alimentación

Mojos, Almogrote, licores, miel de palma y los dulces gomeros y palmeros tendrán especial cabida en las tiendas. Habrá degustaciones.

Abril | Mes del Libro

Abril es el mes del Libro, así que se harán promociones con todos los libros y algún regalo en forma de rosa o Esterlicia en días determinados (San Jordi).

Mayo | Mes del Museo

Este Mes se ceñebra Día internacional del Museo, este año tuvimos jornada de puertas abiertas. Se promocionarán las visitas de colegios para que conozcan las costumbres de nuestros antepasados e invitar a todos los niños a entrar gratis.

Junio | Mes de Romería

Coincidiendo con la festividad del Corpus Christi, Junio es el mes de la Romería de La Orotava y de las tradiciones. Habrá Concurso  fotográfico. En otras tiendas como Garachico y La Laguna será en su respectivo mes.

Julio | Mes del Mar

Festividad de la Virgen del Carmen. Productos relacionados con el Mar, tales como Conchas, Barcos, Faros, Collares y Souvenir como camisetas serán protagonistas este mes.

El Huevo de Colón

Girolamo Benzoni en su Historia del Nuevo Mundo (Venecia, 1565) cuenta la siguiente historia:

Estando Cristóbal Colón a la mesa con muchos nobles españoles, uno de ellos le dijo: ‘Sr. Colón, incluso si vuestra merced no hubiera encontrado las Indias, no nos habría faltado una persona que hubiese emprendido una aventura similar a la suya, aquí, en España que es tierra pródiga en grandes hombres muy entendidos en cosmografía y literatura’. Colón no respondió a estas palabras pero, habiendo solicitado que le trajeran un huevo, lo colocó sobre la mesa y dijo: ‘Señores, apuesto con cualquiera de ustedes a que no serán capaces de poner este huevo de pie como yo lo haré, desnudo y sin ayuda ninguna’. Todos lo intentaron sin éxito y cuando el huevo volvió a Colón éste al golpearlo contra la mesa, colocándolo sutilmente lo dejó de pie. Todos los presentes quedaron confundidos y entendieron lo que quería decirles: que después de hecha y vista la hazaña, cualquiera sabe cómo hacerla.

De esta historia viene el dicho popular de que “Colón fue el primer hombre que… puso un huevo de pie” y que se use la expresión “como el huevo de Colón” para describir algo que parecía complejo o difícil y que resulta simple o sencillo una vez entendido.

Poniendo a las Islas Canarias como testigo en el tiempo de este suceso junto con las otras representaciones históricas, deberías reconocer algunos de los pasos que tienen lugar para cualquier clase de proyecto o empresa. Estudiando y preparándose, con ayuda externa y vientos favorables, circunstancias positivas, convicción y fe, siendo constante, la aventura, con todos sus desafíos y dudas incluidos, para finalmente, el éxito, la satisfacción y la recompensa como resultado de todo lo anterior.

El Mojo Canario

Uno de los productos estrella de nuestras Islas y que más llama la atención a todos los visitantes, son sin duda los Mojos. El nombre “Mojo”, es el que utilizamos para denominar nuestras típicas salsas con base de aceite, vinagre y ajo, hoy día convertidas en una seña de identidad fundamental en la gastronomía de las Islas Canarias.

Mojo verde y Mojo rojo

El origen de los mojos se pierde en la memoria de los isleños pero la gran variedad de recetas y de ingredientes que se utilizan en su preparación son consecuencia de la gran creatividad del isleño, unida a la afortunada situación geográfica de las Islas convertidas en punto de encuentro de varias culturas. Las rutas de comercio marino dejaron en manos de los agricultores canarios una gran variedad de pimientos, hierbas, pimientas y guindillas que fructificaron y enraizaron en sus suelos volcánicos, favorecidos por la bonanza de su variedad de microclimas. No hay que dejar pasar el hecho de que Canarias es una de las regiones del mundo con más variedad de papas, algunas de las cuales ya se han perdido incluso en sus lugares de origen en América.

Ingredientes Mojo Rojo - foto de Caja de Sabores

La gran variedad y popularidad de mojos se debe a su preparación sencilla tanto como a su peculiar sabor. El auténtico mojo debería elaborarse en mortero o almirez lo que permite que cada ingrediente conserve su personalidad. Principalmente se caracterizan por prepararse con todos los ingredientes en crudo, lo que hace que éstos conserven todas sus vitaminas y resultando por ello muy sanos. Siempre existe la excepción a la regla, así que entre la gran variedad de recetas de mojos podemos encontrar uno de origen palmero que se distingue por llevar el ajo frito.

Ingredientes Mojo Verde - foto de Mercado Calabajío

Popularmente se dividen en mojos rojos y verdes, suaves y picones, pero existen tantos como platos para acompañarlos. Los expertos hablan de mojos tradicionales, adobos, salmorejos, escabeches, salsas variantes. Los rojos con pimientos, con o sin tomate; los verdes de perejil y cilantro, que pueden llevar también aguacate… y así podemos continuar con un enorme abanico de recetas que podrían incluir quesos, almendras, frutas, guindillas, todo tipo de hierbas o condimentos e incluso frutas. Lo genial es que todos conservan la esencia, pero cada quién lo elabora a su manera.

La ventita de la Casa de Los Balcones, 3er premio I Concurso fotografía

En cualquier caso los mojos verdes suelen acompañar los pescados guisados o fritos y mariscos, como las lapas. Los rojos para los platos más fuertes y de sabor intenso como la carne de cochino, las jareas, las sardinas, el conejo o la asadura. Pero definitivamente, el acompañante principal e indispensable de los mojos es las papa arrugada. Esa exquisita papa canaria, sin pelar y salada que puede servirse como tapa o como guarnición en todo tipo de guisos. Y está claro, que tampoco debe faltar en una mesa canaria donde haya ricos mojos, un buen “cacho pan pa’ mojar”.

En la Casa de Los Balcones disponemos de un precioso lagar, el cual se ha destinado a la venta de productos agro-alimentarios, como es el caso de los Mojos y otros productos típicos de nuestra tierra.

Fuentes:

El Gofio (parte 2)

Elaboración del Gofio.

El proceso a seguir en la preparación del Gofio es el siguiente:

Una vez recolectado el cereal, se selecciona y se limpia el grano. Posteriormente se incorpora el trigo, el centeno y el maíz. Hay quienes prefieren el gofio procedente de varios cereales, y los hay quienes eligen a su gusto. Incluso hay quien añade legumbres tales como chicharros o garbanzos, también habas, logrando con ello un sabor original y una textura más cremosa.

Después de haberse seleccionado y preparado, el grano debe tostarse; por ejemplo, en un tiesto o tostadora de cerámica. Aún hoy, mucha gente continúa utilizando este método. Se procede como sigue:

  • Dentro del recipiente, se coloca arena negra, y sobre ella el cereal escogido, dándole vueltas con un palo llamado “juercán”.
  • Cuando alcanza el punto óptimo, se cierne, consiguiendo de esta manera separarlo de la arena que habíamos puesto anteriormente, y de las impurezas que puedan quedar.

A continuación se pasa al “molino”, que originalmente consistían en dos piedras redondas, planas en la parte correspondiente a la superficie de frotación, y convexas en la parte superior. Es aquí, en esta zona, donde está el agujero central, por donde eran introducidos los granos tostados del cereal. Además, esta piedra tenía unas muescas (huecos pequeños), que facilitaban, junto con un hueso de cabra (también otros instrumentos, como palos de madera), el movimiento de la molienda. En cuanto a la piedra inferior, ésta también solía tener un hueco, que le permitía quedar fija, para que la otra girase sobre ella.

Las características de esta “piedra molinera” son las siguientes: Consiste en un basalto cavernoso de grano más o menos grueso, y se denomina piedra molinera por haberse usado en la construcción de estos útiles.

Se conservan molinos de uso colectivo, incluso con cuatro muescas, para ser movidos por varias personas. Posteriormente, la fabricación de algunos molinos de viento o de agua facilitó la molienda. La mayoría de ellos han desaparecido con el paso del tiempo, dejando paso a los “movidos” por la electricidad, en los cuales el grano tostado se introduce en grandes molinos eléctricos, a una velocidad tal que sus propiedades y textura se conservan intactas. No obstante, todavía es posible encontrar molinos de agua antiguos, como los molinos de La Orotava (Tenerife).

El gofio se presenta siempre en forma de polvo y se conserva largamente en un frasco bien cerrado, sin perder su aroma y su sabor original.

Molino de Gofio La Máquina, Villa de La Orotava

Molino de Gofio La Máquina, Villa de La Orotava

 

Otras curiosidades sobre el Gofio.

El hecho de que se tratara de un alimento de fácil obtención, lo convirtió en el “pan” de los pobres, y despreciado por las clases pudientes. Con leche, caldo, miel, aceite o agua, en los tiempos de más hambre, fue sostén del pueblo.

Hoy en día, con el auge del consumo de productos naturales, y la cada vez mayor revalorización de las señas de identidad de la cultura canaria, el gofio está comenzando a dejar de ser considerado un alimento de tercera categoría, para pasar a ocupar el lugar privilegiado que le corresponde, tanto por sus propiedades altamente nutritivas, como por su historia.

En los barcos clandestinos que después de la posguerra salían de canarias, la provisión indispensable era el gofio, ya que podía conservarse mucho tiempo en buenas condiciones.

La calidad del gofio depende en gran medida de la velocidad a la que es molido: cuanto más lento se muele, mejor aroma, sabor y textura tiene. Por esa razón tiene mucho valor, y es más apreciado el gofio molido a mano.

 

Cómo comer el gofio.

Existen infinidad de maneras de degustar el gofio, tanto en dulce como en salado.

Un plato muy tradicional en Canarias es el Sancocho. Se guisan papas y Cherne, que es un pescado salado y se acompaña con “pella” de Gofio. La “pella”, es una masa que se hace con gofio, agua, un poco de aceite y sal; y si eres goloso, puedes añadirle miel o azúcar para endulzarlo.

Uno de los platos favoritos de los niños es la pella con plátano frito.Otra comida típica de la tierra es el puchero canario, al que cogemos la verdura para untarla en gofio. De los cocidos y potajes, sacamos las papas y hacemos una masa con la harina, le añadimos un chorrito de aceite y acompañamos todo con una ensalada.

Pero éstos son tan solo algunos ejemplos del amplio abanico de posibilidades gastronómicas que te ofrece el gofio: tienes postres, mousses, panes, caldos, helados, etc., y muchos más si decides visitar  las “Islas Afortunadas” y conocer más en profundidad sus propuestas culinarias.

 

Fuentes:

 

El Gofio (parte 1)

El Gofio, producto alimenticio, junto al plátano, más representativo de nuestras queridas Islas Canarias. Unido al hecho de que ha permanecido casi inalterable a través de los tiempos, le confiere una gran significación histórica y lo han hecho objeto de estudio desde el punto de vista arqueológico, etnográfico, folclórico, lingüístico, literario y gastronómico.

La historia del gofio comienza mucho antes de la llegada de los primeros conquistadores a las islas.

Gofio y Piedra molinera

Gofio y Piedra molinera

La mayor variedad de sus manjares

era que la cebada bien tostada,

en molino de mano remolían

tanto, que del pajizo y tosco grano

sacaban el menudo y sutil polvo

a quien llamaron gofio, que suplía

por regalado pan para el sustento;

con leche, miel, manteca lo amasaban

y con sola agua y sal el que era pobre…

(Antonio de Viana, Conquista de Tenerife I)

La frugalidad y simplicidad de la mesa guanche nos queda de manifiesto, según Viera y Clavijo, en “Noticias de la Historia General de las Islas Canarias, Tomo I”, cuando el Mencey Bencomo visita a su primo Zebensuí y le dice: “Dame gofio y agua, y éste será para mí el banquete más delicioso”. Aunque por aquel entonces sólo se elaboraba con la cebada, posteriormente se incorporaron nuevos ingredientes, como el centeno, el trigo, así como el maíz, traído de América.

Los cereales utilizados para la elaboración del gofio suelen ser de trigo y millo (maíz)

Los cereales utilizados para la elaboración del gofio suelen ser de trigo y millo (maíz)

 

Manteníanse de harina tostada y molida, que llamaban

gofio, y con carne de cabra cocida y asada con leche y manteca.

Esta es quizás la primer referencia escrita que tenemos sobre el gofio, señalada por fray Juan de Abreu Galindo en su “Historia de la Conquista de las siete Islas Canarias”, cuando elude en el capítulo X a los ritos y costumbres de Lanzarote y Fuerteventura.

Anterior aún es la alusión que hace Torriani es su “Descripción de las Islas Canarias”, de este producto, aunque aún no emplee el término Gofio:

 Esta gente es flaca, delgada y ligerísima. Viven con carnes

asadas y harina de cebada, que tuestan seca en el horno o

mezclan con agua o miel…


Pero, ¿qué es el Gofio?

El gofio es un alimento integral instantáneo, de fácil digestión y muy rico en elementos nutritivos naturales, elaborado a través de la molturación de cereales tostados en molinos de piedra.

Son muy variados los granos de cereales utilizados para la elaboración del gofio Canario, si bien en la actualidad prevalecen el de trigo y el de maíz, en ocasiones mezclados con el de cebada.

El Gofio, alimento más representativo de las Islas Canarias

El Gofio, alimento más representativo de las Islas Canarias

Es un alimento sin conservantes ni colorantes, que aporta un elevado contenido vitamínico, especialmente rico en vitaminas B1, B2, B3 y C; a la vez que en proteínas y fibras. Además aporta una gran riqueza mineral, especialmente Hierro, Calcio, Magnesio y Zinc.

El Gofio, considerado el pan de los Canarios, alimento de difícil consumo para unos, y de buen paladar para otros, fue la base de la alimentación canaria desde la antigüedad, así como también el alimento en torno al cual giraban el resto de los productos alimenticios que se consumían. El gofio puede ser combinado con las carnes, los pescados, moluscos, vegetales y una amplia gama de productos lácteos.

Continúa leyendo la segunda parte aquí

Fuentes:

El Abanico, artesanía, moda y decoración

El abanico, ese útil instrumento para refrescarse, a la vez que elegante y decorativo complemento de moda, y que podría clasificarse también como producto de artesanía visto su delicado proceso de fabricación.

Sus orígenes son imprecisos y perdidos. Si tomamos en cuenta el momento en que el hombre descubre el fuego, en la prehistoria, ya aviva las brasas recurriendo a objetos a modo de abanico. Ya documentados, tenemos conocimiento de que los abanicos fueron empleados por egipcios, babilónicos, persas, griegos y romanos, gracias a la aparición de este instrumento en las representaciones artísticas de estos pueblos.

Ilustración de Abanico por @catatrujillo

Ilustración de Abanico por @catatrujillo

En el antiguo Egipto los abanicos eran de gran tamaño, de forma semicircular, de plumas y con un largo mango. Su función era doble: dar aire y espantar a los insectos. Además era un objeto ornamental indicativo de poder. Algunas citas literarias de diversos autores clásicos son prueba de que Griegos y Romanos utilizaron abanicos.

En China la tradición del abanico es milenaria, remontándose a tiempos del emperador Hsien Yuan (2697 a. C.). Algunos autores afirman que la constancia arqueológica más temprana se remonta al s. VIII a. C. para el abanico fijo en China y al s. IX (877 d. C.) para el abanico plegable en Japón.

En Occidente, durante la Edad Media, el abanico o “flabelum” pasa a formar parte de la liturgia cristiana, empleándose en la consagración para proteger la Eucaristía de los insectos y refrescar al celebrante. En Europa conocemos el Abanico desde finales del s. XV, procedente de China y Japón y traído por los Portugueses en sus rutas comerciales hacia Oriente.

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Enseguida se popularizó y llegó a tener la forma actual en el s. XVII, desplegándose desde entonces en él  todo capricho de la moda y la inventiva de los miniaturistas quiénes introdujeron calados, relieves, incrustaciones y materiales preciosos.

En el siglo XVIII se instaló en España el artesano francés Eugenio Prost bajo la protección del Conde de Floridablanca, convirtiéndolo en uno de los principales productores de abanicos del mundo. Ese mismo siglo se crea el Gremio de Abaniqueros y a principios del siglo XIX se funda la Real Fábrica de Abanicos.

En un principio el abanico fue de uso tanto del género femenino como del masculino, llevando los hombres pequeños ejemplares en el bolsillo. Sin embargo su utilización se vuelve prácticamente exclusiva de las damas a principios del s. XX, llegando hasta nuestros días.

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Abanico artesanal de La Casa de Los Balcones

Al parecer las Damas llegaron a ser tan diestras en el uso de este artefacto que inventaron todo un “lenguaje del abanico”, que consistía en la posición con la que colocaban el abanico, o el modo en como se le agarraba, para así transmitir un tipo de mensaje u otro. Las más jovencitas solían recurrir a este “lenguaje” con frecuencia para comunicarse con sus pretendientes en bailes y lugares públicos sin que lo notaran sus madres u otros acompañantes celosos de su correcto comportamiento.

Hoy en día, se encuentra en Cádiz la única escuela-taller de abanicos del mundo, pero todo el material, artesanos y artistas están situados en los alrededores de Aldaya, ciudad situada al lado de Valencia.

En La Casa de Los Balcones tenemos un amplio surtido de los mejores abanicos, en diversos de colores, con dibujos pintados a mano, con encaje y de diferentes tamaños.

Fuentes:

El Cuchillo Canario

El cuchillo Canario, valiosa pieza de artesanía a la vez que útil herramienta, hecho a mano en su totalidad, se caracteriza por poseer un mango o cabo, hermoso y llamativo que lo hace muy apreciado también entre coleccionistas. Este mango es labrado en materiales como el oro, la plata, la alpaca (aleación de cobre, cinc y níquel), el marfil, el cuerno de carnero (blanco negro y rubio) y el ébano. Su hojas, forjadas en herrería son elaboradas en oro, plata, alpaca, acero damasquino, acero inoxidable y acero al carbono (aleación de hierro y carbono).

El Cuchillo Canario

Sobre el origen e historia del cuchillo canario existen varias teorías. Ubicado cronológicamente por algunos en el siglo XIII, otros afirman que su presencia en Canarias no se remonta más allá de mediados del s.XIX, asociado a los inicios del cultivo del plátano. El que sea denominado también como Naife, término procedente del ingles “knife” nos llevaría a la teoría de que fueron los ingleses quienes lo trajeron a las islas y sin embargo las peculiares características del mango apuntan a una procedencia norte africana. Finalmente y tras muchos estudios, Don Alejandro C. Moreno y Marrero apunta que -“el origen del Cuchillo Canario está en aquellos territorios peninsulares donde permanecieron los árabes después de finalizada la Reconquista. Para mayores señas, me atrevería a afirmar que se encuentra focalizado o localizado en las regiones de Toledo y Albacete, ciudades donde, como escribiera Martínez del Peral, la fabricación de los cuchillos proviene de los moriscos, hábiles artesanos en el labrado y tratamiento de los metales”-.

Colección de cuchillos canarios en la Casa de Los Balcones, La Orotava

Ya en Canarias, el Cuchillo arraigó como una herramienta imprescindible para el agricultor y el ganadero y de entre las primeras referencias escritas, nos llaman la atención las palabras de la Inglesa Olivia Stone, en el año 1885: “los isleños tienen, al menos, una buena costumbre. Casi todos los hombres y muchachos llevan cuchillos, pero, en cuanto va a comenzar la pelea, los arrojan bien lejos. Si esta costumbre no estuviese bien implantada, la apasionada sangre daría lugar a muchas tragedias terribles”.

Campesino con Cuchillo Canario

Siendo motivo de estudio para muchos, el cuchillo Canario puede clasificarse, atendiendo al mango, en: Cuchillo de cabo de Palo, Cuchillo de cabo de Cumbre, Cuchillo de cabo de Costa y Cuchillo de cabo de Flores. También, según la longitud de la hoja encontramos el Cuchillo de Pastor, de 18 cm; el Cuchillo de Labranza o Platanero, de 21 cm y el cuchillo Pitero, de más de 23 cm. Por último, atendiendo a los materiales empleados en su elaboración, se dividen en Cuchillos de Trabajo y Cuchillos-Joya.

Ha sido merecedor incluso de un Monumento al Cuchillo Canario, ubicado al finalizar el Lomo de Guillén (Guía de Gran Canaria), ciudad ésta que ha sido considerada desde tiempos inmemoriales la tierra de cuchilleros por antonomasia.

Monumento

A pesar de que es en la Isla de Gran Canaria donde se encuentra la mayor producción, existen también en Tenerife varios artesanos que los elaboran, e incluso, en menor escala, en la Isla de El Hierro. Así podemos encontrar en Tenerife, aunque procedente de la isla de El Hierro al polifacético artesano Belio Acosta Castañeda, virtuoso tanto con la madera como con el metal.

Según dice Belio, si usted regala un Cuchillo Canario, es conveniente que perciba a cambio una moneda de quien lo recibe, siendo ésta la única forma de quedar garantizada la paz entre ambas personas.

Bibliografía:

  • Consideraciones Generales sobre el origen y procedencia del Cuchillo Canario, por Alejandro C. Moreno y Marrero.
  • “La huella de tus manos”, de Stavros Meletlidis.
  • Fotografás de Stavros Meletlidis.

El Timple

El timple es un instrumento musical de cuerdas típico de las Islas Canarias. Consiste en una pequeña guitarra de 5 cuerdas, aunque también hay con 4 . Nacido presumiblemente a mediados del s. XIX, el origen de este instrumento de naturaleza “parrandera” es el Laúd Barroco, aunque es posible que entre sus genes esté presente la Kora bereber. Incluso alguno lo compara con el Ukelele.

Se nos presenta como un elemento de gran complejidad, tanto en su construcción como en su ejecución. Se fabrica combinando maderas especiales como Morera o Palo Santo, Cedro o Pino, Barbusano o Moral, entre otros.

Timples y detalles de la madera de la Casa de Los Balcones

Actualmente existen grandes artesanos constructores de timple, que continúan la tradición de sus antepasados utilizando hasta seis maderas diferentes en su elaboración. Cabe destacar el uso de Palo Santo, Nogal, Ciprés o Mora, esta última muy difícil de conseguir y la preferida para la caja del timple por muchos interpretes.

Elemento vivo, la madera requiere de tratamiento y envejecimientos para su secado que encierran en muchas ocasiones el secreto para un buen sonido.

Taller de fabricación de timples

La técnica habitual de ejecución del timple es el rasgueo y el punteo. En la parranda el timple manda, uno de los instrumentos más representativos de nuestro folclore, siempre presente en el corazón de los canarios.

En La Casa de Los Balcones tenemos varios tipos, entre ellos auténticas obras de arte. Timples elaborados por maestros artesanos, y también tenemos timples de importación más económicos.

Aquí les dejamos a nuestro compañero Rogelio en el antiguo Lagar de La Casa de Los Balcones afinando un timple. ¡Que lo disfruten!

La Argolla Canaria

La Argolla Canaria, también conocida por el nombre de Aro, Pendiente de Media Luna o Arete de la ‘S’, es un tipo tradicional de zarcillo en Canarias.

La primera referencia escrita de la Argolla en el archipiélago canario, fue a principios del siglo XIX, cuando Víctor Grau-Bassas las alude en sus ‘Usos y Costumbres de la población campesina de Gran Canaria’.

Sin embargo, este tipo de pendiente se corresponde con la forma de zarcillo más antigua conocida en la tierra, pues ya las mujeres sumerias los usaban de forma muy similar 2.500 años a.C.

Existen varios tipos de argolla, como el más básico y original con su forma de creciente lunar y lisa, aunque también hay muchas variedades con grabados y la artística ‘S’ recostada en su interior.

Las Argollas son fabricadas en oro, plata y otros materiales nobles, en diferentes tamaños y versiones de forma artesanal. Con su elegancia y atractivo encanto tienen la propiedad única y muy particular de lucir hermosas y adecuadas en féminas de todas las edades y estilos.

Hoy en día las lucen con encanto tanto las traviesas niñas, rebeldes jovencitas, como clásicas madres y elegantes abuelas Canarias.  La fama y belleza de la Argolla Canaria traspasa las fronteras de nuestro Archipiélago.

Puedes encontrar una colección de las mejores argollas en la Casa de Los Balcones.