Mencey Pelinor

Su nombre significaba “El más que brilla”, “el que sobrepasa el resplandor”. Nació al principio de la segunda mitad del siglo XV en Tenerife y fue el mencey de Adeje, el menceyato más importante de Canarias durante la conquista castellana. Dicho menceyato ocupaba los actuales municipios de Guía de Isora, Adeje y Vilaflor.

Mapa de los Menceyatos en Tenerife

Mapa de los Menceyatos en Tenerife

Pelinor fue uno de los primeros menceyes que conocieron a los españoles cuando llegaron a la isla y uno de los que pactó las “Paces de Los Realejos” con los castellanos en el año 1496, con el fin de que, al aliarse con ellos, no hicieran daño a su pueblo. Sin embargo, poco tiempo después se arrepintió de tal alianza con los conquistadores y su menceyato fue uno de los primeros en ser esclavizados por Alonso Fernández de Lugo y sus mercenarios.

Estatua del Mencey Pelinor en la Plaza de Candelaria

Estatua del Mencey Pelinor en la Plaza de Candelaria

A pesar de ser respetado y aceptado por los españoles tuvo que ir ala Berbería (región costera de África) junto a sus parientes más cercanos, donde se cree que murió. No obstante, en 1502, años después de dada por conquistada la isla, se reunificó el menceyato de Adeje bajo el mando del mencey Ichasagua.

 

 

 

 

Mencey Beneharo

El Menceyato de Anaga, uno de los 9  que gobernaban la isla de Tenerife, ocupaba los municipios actuales de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. Abarcaba también la extensión del macizo de Anaga y contó con gran resistencia ante los conquistadores.

Su Mencey, Beneharo, líder guanche, fue el primer tinerfeño en oponerse a la conquista, capitaneada por Alonso Fernández de Lugo. Formó parte del bando de guerra que, en unión con otros menceyes como Bencomo y Acaymo, se enfrentó a Lugo en la Batalla de Acentejo, en la Batalla de Aguere y en la Segunda Batalla de Acentejo. Sobrevivió a la conquista y tomó el nombre de Fernando de Anaga.

Estatua del Mencey Beneharo en Candelaria, Tenerife

Estatua del Mencey Beneharo en Candelaria, Tenerife

La amplia superioridad de las armas castellanas frente a los bastones, piedras y lanzas de madera usadas por los indígenas, las plagas causadas por la corrupción de los cadáveres insepultos en el campo de batalla y la muerte de su principal líder, el Mencey de Taoro (Bencomo), fueron las causas de las sucesivas derrotas que decidieron el rápido final de la resistencia de Beneharo y otros líderes guanches a la conquista.

Al final, derrotado tras la Segunda Batalla de Acentejo, Beneharo firma el 25 de julio de 1496 la rendición ante Lugo, y acepta acepta la Paz de Los Realejos. En septiembre de 1496, sólo existen pequeños grupos residuales de rebeldes que permanecen en las cumbres. La conquista castellana del archipiélago canario se da por finalizada.

En esta zona de Anaga se han hallado valiosos restos arqueológicos como la Momia de San Andrés. En Vegeril, las “Laderas de Icorbo” y en “Roque de Tierra” se encontraron varias momias obviamente destruidas. Cabe destacar el hallazgo de una piedra con grabados guanches, la llamada “Piedra de Anaga”.

Fuentes:

  • Guanches.org
  • Wikipedia.org

Mencey Acaymo

Continuamos con la historia de los Menceyes, esta vez con Mencey Acaymo.
Uno de los nueve menceyatos en los que se dividía la isla de Tenerife era Tacoronte. Ocupaba una superficie superior a la de la actualidad, incluyendo los municipios de Santa úrsula, La Victoria de Acentejo, La Matanza de Acentejo, El Sauzal y Tacoronte.

Aunque no existe la suficiente información acerca de los menceyes del reino, se supone que el primer Mencey de Tacoronte pudo ser Rumén. Su sucesor Acaymo sería el último que reinaría en tiempos de la conquista de Tenerife. La economía en el menceyato de Tacoronte se basaba principalmente en la ganadería (cabras, ovejas, cerdos), aunque también se desarrollaba la agricultura y la explotación de los recursos marinos y forestales.

Acaimo o Acaymo fue el líder-rey guanche del Menceyato de Tacoronte. Fue uno de los hijos del Tinerfe el Grande. La alianza militar contra los españoles quedó compuesta por diversos menceyatos: de Taoro (Bencomo), de Anaga (Beneharo) y Tacoronte presidido por Acaymo.

Estatua del Mencey Acaymo en Candelaria

Estatua del Mencey Acaymo en Candelaria

Según Fray Alonso de Espinosa (cronista de Tenerife): “… Asustados, huyeron los dos pastores a Chinguaro, a la cueva-palacio del rey Acaymo, para referirle lo acontecido. El rey fue a ver con sus consejeros. Ella nada respondía pero nadie se atrevía a tocarla. El rey decidió que fuesen los mismos dos pastores ya heridos quienes la recogieran para llevarla al palacio. Ellos, al contacto con la imagen, quedaron sanados. El rey comprendió que aquella mujer con el niño en brazos era cosa sobrenatural. El mismo rey entonces quiso llevarla en sus brazos, pero después de un trecho, por el peso, necesitó pedir socorro. Es así que en lugar de la aparición hay hoy día una gran cruz y en el lugar donde el rey pidió socorro, un santuario a Nra. Señora del Socorro. La llevaron a una cueva cerca del palacio del rey hoy convertida en capilla. Mas tarde un joven llamado Antón, que había sido tomado como esclavo por los españoles y había logrado escapar y regresar a su isla, reconoció en la imagen milagrosa a la Virgen María. El, habiendo sido bautizado le relató al rey y a su corte la fe cristiana que el sostenía.”

Fuente: Wikipedia

El Traje Típico de La Orotava

Origen del Traje Típico de La Orotava

El traje típico de La Orotava fue creado en la década de los años cuarenta del siglo XIX. Fue tejido en Icod el Alto, ya que por los alrededores no habían más telares, siendo el resto del traje bordado, calado y confeccionado en la casa Monteverde. Hoy en día se ha convertido en un traje símbolo, no sólo de La Orotava y su comarca, sino también de toda la Isla de Tenerife.

El traje de la familia Monteverde era un traje diferente a los de la época, así que se optó por modificarlo quitando algunas prendas y añadiendo otras. Entre ellas se eliminan la toca y el pañuelo de la cabeza, se añaden al mismo el remango, el delantal y las botas de botones y se transforma el sombrero, el justillo, la camisa, la falda y la capa.

Traje familiar de la familia Monteverde

Traje familiar de la familia Monteverde

A consecuencia de estos cambios, el nuevo traje era más caro y por tanto, al alcance sólo de los más pudientes de La Orotava. Dado que la mayoría de la población usaba trajes típicos más económicos, resultó fundamental volver a realizar varios cambios en el traje, y entonces sí, se produjo el auge y expansión de todas las modificaciones que tuvo el traje desde sus comienzos.

El traje típico de La Orotava se conoce comúnmente por “el traje rojo”, por ser la tonalidad más abundante y llamativa del mismo, para diferenciarlo del traje típico de Santa Cruz que es “el traje negro”.

Prendas del Traje Típico de La Orotava

Las prendas que componen el traje original de mujer y niña son las siguientes. Aparecerán en el orden en el que la mujer o niña se la deberían de colocar para su correcta terminación:

Detalle del delantal, la falda y justillo del Traje Típico de La Orotava

Detalle del delantal, la falda y justillo del Traje Típico de La Orotava

  • Blusa. La blusa es blanca y de batista. Aunque también puede ser de hilo pero es un material más caro porque se trabaja a mano. La blusa está ribeteada con cintas rojas en el cuello y en las mangas, las cuales han de ser siempre cortas por encima del codo. Es muy importante el calado a mano en las mangas.
  • Refajo. Esta falda es de color rojo y va debajo de la enagua.
  • Enagua. Es de color blanco y la terminación ribeteada con cintas rojas y las tiras son de ganchillo o tira bordada.
  • Falda. La falda es de rayas coloridas con una terminación ribeteada con cinta amarilla. Suele ir recogida al lado izquierdo dejando ver la enagua blanca del interior. La tela original es de lana.
Detalle de la falda y las borlas del Trae típico de La Orotava

Detalle de la falda y las borlas del Trae típico de La Orotava

  • Delantal. Es blanco con adornos calados en rojo y cintas del mismo color. La tira tiene que hacer juego con la enagua.
  • Borlas. Son las bolas que se usan para remangar la falda.  Son 7 de diferentes colores, una por cada isla de nuestro archipiélago.
  • Justillo. Es una forma de corpiño ceñido al cuerpo sobre la blusa. Normalmente bordado de colores con espigas, amapolas y caldos. Este justillo se ajusta con unos cordones en la parte delantera.
  • Botas. Las botas han de ser de piel de color beige con unos botones en un lateral.
Maga vestida con el Traje Típico de La Orotava, detalle del sombrero, pañuelo y justillo

Maga vestida con el Traje Típico de La Orotava, detalle del sombrero, pañuelo y justillo

  • Capa. La capa se coloca en el hombro derecho. Esta capa es de color verde con una terminación ribeteada con cinta amarilla.
  • Pañuelo. El pañuelo puede ser de algodón o de raso. Se coloca en la cabeza y es de color amarillo.
  • Sombrero. Puede ser de hoja de palma (artesano) o de paja (industrial).

En La Casa del Turista, enfrente de la de Los Balcones, podrán encontrar la Boutique del Mago, un nuevo espacio dedicado a la venta de trajes típicos ya sean artesanales, hechos a mano por expertas artesanas de la Villa, como industriales mucho más económicos.

Para lucir los trajes típicos que mejor manera que irnos de Bailes de Magos o Romería. Consulta nuestra Guía de Romerías para no perderte la de tu localidad.

El Puro Palmero

Origen del Puro Palmero

Desde 1661 se tienen noticias del cultivo de tabaco en la Isla Bonita, siendo las primeras cosechas en el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente por el año 1730. Canarias fue parada obligatoria para los barcos que llevaban mercancía hacia América, especialmente hacia el puerto de la Habana.

Familia Palmera con las hojas de Tabaco - Foto de El Alisio

En aquella época numerosos canarios partieron siguiendo la ruta abierta por Cristóbal Colón, hasta el punto que más de 120.000 habitaron la isla productora de tabaco más importante del mundo: Cuba.
Se les concedió licencia para cultivarlo y producirlo, y ya en el siglo XIX estas familias emigrantes regresaron convertidos en maestros tabaqueros, portando entre su equipaje las semillas de esta planta que se adaptó con facilidad a la fertilidad de nuestros suelos y a la influencia de los alisios.

Finca de Tabaco El Sitio, La Palma

¿Por qué es especial la elaboración del puro palmero?

La calidad suprema del puro palmero, reconocida a nivel mundial, se debe a que su elaboración está plagada de sencillez, destreza y habilidad acompañada de tradición, secretos y fórmulas susurradas al oído de generación en generación.

Las semillas actuales llegaron de Cuba en los años 40 del siglo pasado ayudando a subsistir con su cultivo a muchas familias durante la posguerra. Las mujeres hacían guardia por la noche en los semilleros y a pesar de que la elaboración masculina es predominante, ellas también conocían el arte minucioso de entremezclar las mejores hojas, tanto que conseguían una mayor producción de puros que los hombres.

Detalle del Puro Palmero en La Casa del Turista

Es primordial la elección del tabaco más apropiado, no basta con tabaco de calidad, tiene que ser de calidad excepcional. Se crea una liga de tabacos a base de las mejores hojas seleccionadas cuidadosamente y tratadas manualmente de principio a fin por expertos artesanales. En este proceso es importante tanto la materia prima como dónde se guarda, las anillas…

Su aroma tan codiciado consigue diferenciarse de los puros caribeños, pero para evitar que sean confundidos, los verdaderos puros de La Palma llevan un sello oficial de garantía.

Puros palmeros en La Casa de Los Balcones

El placer de un buen fumador a tu alcance en La Casa de Los Balcones

Dada la calidad de los puros canarios, cuentan los expertos que hay que enjuagarse la boca para saborearlo mejor, apretarlo cerca del oído para oír su crujir, encenderlo con fósforo de madera y sobretodo, disfrutar dejándose envolver por su aroma entablando un fructífero diálogo con el humo.
En La Casa del Turista se pueden encontrar los mejores puros elaborados con la técnica palmera.

FUENTES:

Programas de las Fiestas del Corpus a lo largo de la historia

Con la mente puesta en las próximas Fiestas del Corpus Christi y San Isidro Labrador de nuestra querida Villa de La Orotava, queremos hacer un repaso a todas los  programas de estas fiestas tan arraigadas a lo largo de su historia.

Aquí les dejamos las imágenes cedidas por el Archivo Municipal del Ayuntamiento de La Orotava.

La Primera data de 1898 hasta la reciente del pasado año 2011. ¡Que viva San Isidro!

Erupciones volcánicas en las Islas Canarias

Tras convertir a la Casa de Los Balcones en una Volcanic Experience, gracias al sello de Calidad otorgado por Promotur, queremos dar un repaso a las erupciones volcánicas que han tenido lugar durante la historia de nuestras Islas.

Erupción en 1949 del Volcán San Juan, La Palma

Erupción en 1949 del Volcán San Juan, La Palma

Erupciones Volcánicas más importantes en las Islas Canarias

1341 – Tenerife. En las cumbres de la Isla. Noticias de navegantes.
1399 – Tenerife. Noticias de navegantes.
1430 – Tenerife. Formación del Volcán de Taoro, en el Valle de La Orotava.
1435 – La Palma. Erupción del volcán en Tacande.
1492 – Tenerife. Erupción de Pico Viejo. Descrito por Cristóbal Colón en el Diario de la Santa María, al costear Tenerife en dirección La Gomera, en su viaje del descubrimiento de América.
1585 – La Palma. Erupción de Tajuya – Jedey.

Erupción en 1971 del Volcán Teneguía, La Palma

Erupción en 1971 del Volcán Teneguía, La Palma

1646 – La Palma. Erupción del Volcán Martín en Tigalate.
1677 – La Palma. Erupción del volcán de San Antonio en Fuencaliente. Destrucción de la “Fuente Santa”. Destrucción de casas y cultivos.
1704 – Tenerife. Erupción del volcán de Siete Fuentes. El pueblo de Candelaria fue evacuado.
1705 – Tenerife. Erupción de los volcanes de Fasnia y Arenas Negras.
1706 – Tenerife. Erupción de Montaña Negra. Destrucción de la ciudad de Garachico y de su puerto, hasta entonces el principal de la isla de Tenerife.
1712 – La Palma. Erupción del volcán del Charco, Montaña Lajón. Destrucción de cultivos.
1730 – Lanzarote. Erupción del volcán de Timanfaya. Creación de las Montañas del Fuego. Varias aldeas fueron destruidas y otras cubiertas por piroclastos.

Erupción submarina en 2011 del volcán submarino de La Restinga, El Hierro

Erupción submarina en 2011 del volcán submarino de La Restinga, El Hierro

1793 – El Hierro. Volcán submarino en El Golfo.
1798 – Tenerife. Erupción de Chahorra o Narices del Teide.
1824 – Lanzarote. Erupción de volcanes de Tinguatón, Tao y Chinero o Nuevo del fuego.
1909 – Tenerife. Erupción del volcán Chinyero.
1949 – La Palma. Erupción de San Juan, Nambroque.
1971 – La Palma. Erupción del volcán de Teneguía.
2004 – Tenerife. Crisis sismo volcánica.
2011 – El Hierro. Erupción submarina en La Restinga.

Erupción submarina en 2011, El Hierro

Erupción submarina en 2011, El Hierro

Fuente:
Miguel Bravo

Rincones de La Casa de Los Balcones: La Escalera de Caracol

Una vez que se atraviesa la imponente puerta de entrada a la Casa de los Balcones y se cruza el zaguán en dirección al patio, nos encontramos con dos amplios corredores que forman una “L” en los que, entre muchas otras peculiaridades destaca, al mirar al lado izquierdo, la escalera de caracol.

Esta original escalera de caracol, que desde el patio comunica con las otras dos plantas de la casa, destaca principalmente por su eje central, de una sola robusta pieza de madera de tea, de 11,10 metros de altura y grosor uniforme de 16,5 cm. de diámetro. Si a esto sumamos unos cuantos metros enterrados en el suelo para dar solidez a la estructura, podemos hacernos una idea de la gran altura de los antiguos pinos de tea canarios.

Escalera de Caracol en La Casa de Los Balcones, La Orotava

Escalera de Caracol en La Casa de Los Balcones, La Orotava

La escalera, y en general toda la carpintería de esta casa, representan una auténtica exhibición de esta madera, difícil de tallar pero utilizada por los mejores maestros carpinteros de la época por su resistencia y belleza que se mantiene a través del tiempo. En esta casa, con sus ya 380 años de historia, jamás se ha pintado ni tratado la madera y aún continúa destilando resina.

Se accede a la escalera desde el patio central y desde una de las habitaciones delanteras, y ambos accesos presentan puertas con cerraduras. Son 21 los escalones o peldaños para subir a la segunda planta, haciendo casi dos giros completos lo que resulta ligeramente abrumador para quienes suben por ella la primera vez.

Además, este primer tramo está cerrado con paredes de ladrillos de barro rojo y piedra muerta (piedra volcánica o zahorra) y finalmente enjalbegada. Se mantuvieron 6 ventanillos con celosías de madera para ventilación y claridad. Al final de este tramo, un mínimo rellano en el que una vez más una puerta da acceso, esta vez, a la hermosa balconada.

Entrada al Museo por la escalera de caracol, en la Casa de Los Balcones

Entrada al Museo por la escalera de caracol, en la Casa de Los Balcones

El segundo tramo, que lleva hasta la tercera planta presenta las mismas características del primero, tanto en número de peldaños como en sus peculiares casi dos giros, pero esta vez lo que encierra la escalera es todo celosía. En este punto, llegamos a la balconada de la tercera planta, en la que terminan los peldaños, pero el eje de madera de tea sobresale aún 1,60 metros por encima del último de ellos.

¡Te esperamos en La Orotava!

La Casa del Turista, historia de la Casa Molina

Hoy les contamos la historia de nuestra casa vecina, la Casa del Turista, de arquitecto desconocido, que data del siglo XVI, alrededor del año 1.590.

Historia del Edificio

Fachada de la Casa del Turista en La Orotava

La mansión de Molina se distingue con el número 4, fronteriza con las de los balcones, fue edificada por Francisco de Molina y López de las Doblas, ubetense establecido en La Orotava, donde casó el 31 de Agosto de 1593 con Isabel de Lugo y Valcarcel, hija del regidor Francisco Benítez de Lugo y de su segunda esposa Isabel de Cabrera.

La Casa pasó al descendiente de ambos Francisco de Molina LLanera y Lugo (1.636-1.706) capitán de milicias canarias, caballero de Calatrava en 1675, creado en 1680 marqués de Villa fuerte, insigne bienhechor de la orden Agustina. En la unión de su hermano fray Bartolomé de Molina, fueron primeros padrinos y promotores del convento de esa orden en La Orotava, además donó al extinto convento franciscano la urna del Santo entierro, hoy en la parroquia de San Juan.

Medallón de la Casa del Turista

Seguidamente gozó esta casa su hija Francisca de Molina y Hoyo(1653-1728), II marquesa de Villa fuerte, casada en primeras nupcias con el maestre de campo de infantería española Martín el hoyo y Alzola y, en segundo matrimonio, con Luis Prieto del Hoyo y Anchieta, alguacil del Santo Oficio, que en este lugar terminó su vida, en 1715, y donde también acabó la de su viuda.

Vino a heredarla su hermana Isabel de Molina y Hoyo (1660-1729), que fue III marquesa de Villa fuerte, casada con el capitán Juan Francisco de Franchi Alfaro, caballero del hábito de Calatrava, quienes tampoco dejaron hijos, por lo que el marquesado, junto con los mayorazgo familiares, fueron a José de Molina y Castilla (1705-1748).

Entrada de la Casa del Turista en La Orotava

Al tiempo gozó estos vínculos y distinciones María Luisa de Molina y Fierro -VIII marquesa de Villafuerte- quién al morir en 1.862 las transmitió a su hijo José de León Huerta y Molina (1.828-1.901) diputado a Cortes, Senador del Reino y Maestrante de Sevilla, esposo de María del Carmen Bernuy y Osorio de Moscoso, marquesa de Valparaíso, grande de España. Falleció sin hijos, por lo que todos sus bienes pasaron a su sobrina María del Carmen Luisa de León Huerte y Cólogan (1.900-1.986), X marquesa de Villa fuerte.

En este edificio radicó en la segunda mitad del siglo XIX, un establecimiento dedicado al al cuidado y enseñanza de gallos de pelea, en 1.880 se abrió un expediente sobre declaración de ruinas, dado el mal estado de la fábrica y el hecho de concurrir mucha gente a las riñas de gallos.

En la segunda década del siglo XX, esta finca fue enajenada en Lorenzo Machado y Benítez de Lugo, hoy en poder de sus nietos los señores Schönfeldt Machado, los cuales han devuelto a la casa su primitivo esplendor, ocupada en la actualidad por la acreditada “Casa de los Balcones”, templo de la artesanía canaria.

Características artísticas y arquitectónicas

Edificada sobre dos plantas, en su fachada destaca la portada plateresca de cantería, de líneas sencillas, con pilastradas cajeadas, sobre las que aparecen círculos. En la parte baja del pedestal y en el extremo de la cornisa hay una decoración vegetal encerrada en óvalos. El balcón, descubierto, muy estrecho y de bellos balaustres torneados, tiene base de cantería con dos remates laterales, y se decora por su parte inferior con una línea de dentículos.

La Casa del Turista en La Orotava

El segundo piso repite la organización de la planta baja. Cubre toda la fachada un alero doble de madera y fila de tejas. Los techos de las salas principales están suntuosamente decorados con artesones labrados en madera. Su patio interior es de construcción posterior a la fachada.

La Casa del Turista en la Actualidad

La Casa del Turista acoge los exquisitos y elegantes bordados, tan arraigados en la tradición artesana canaria, que encuentran aquí manos dignas de su fama. Los tradicionales trajes típicos de los “magos” de las siete Islas Canarias, son decorados por las artesanas de esta Casa como si de una pintura maestra se tratara en la Boutique del Mago. La elegancia y precisión de los bordados canarios se aplica a toda clase de textiles, llegando a unos resultados de gran belleza estética y a una indiscutible originalidad.

Bordando  trajes de mago en Casa del Turista

Bordando trajes de mago en Casa del Turista

Alfarería en la Casa del Turista, La Orotava

Los exquisitos objetos en barro, elaborados en la misma Casa por artesanos locales, mezclan las antiguas tradiciones isleñas con las más refinadas técnicas de alfarería con torno. Motivos gráficos extraídos de la cultura de los aborígenes “guanches” vienen reinterpretados y actualizados con un interesante despliegue de creatividad. Desde los objetos de uso doméstico hasta los simplemente decorativos, absolutamente todos, poseen el don de la fantasía, soportada por las antiguas técnicas de los maestros alfareros de antaño.

También La Casa del Turista es actualmente el “paraíso del souvenir” ya que en sus sugestivos salones se puede encontrar lo mejor de la artesanía y productos agroalimentarios típicos de las Islas Canarias.

Si quiere pude ver aquí un recorrido virtual por esta casa y convencerse de su obligada visita. la Casa de Los Balcones

Rincones de la Casa de Los Balcones: Los libros de visita

A principios de los años ochenta,  en pleno apogeo turístico, nuestra Casa de los Balcones era visitada como muchos otros puntos del Archipiélago, por  cientos de personas diariamente. Nuestras paredes escuchaban voces  procedentes de diversos países, cantidad de idiomas queriendo dejan un saludo, un comentario, una queja o un halago, a cambio de las imágenes retratadas en sus cámaras fotográficas, junto a los calados y artesanías que adquirían.

Fue entonces cuando se instaló en el patio de la Casa de Los Balcones el Libro de Visitas. Siempre enorme y pesado, de tapas rojas, se colocó en un atril junto a la entrada y comenzó a recoger las impresiones de personas venidas de infinidad de puntos del planeta. Comentarios en decenas de idiomas sobre nuestra casa, nuestra artesanía, nuestro hermoso Valle de La Orotava, la Isla de Tenerife y Canarias y sus habitantes.

El primero terminó por agotar sus páginas y se colocó un segundo libro, que dio paso al tercero y así a través los años hasta que, a día de hoy, suman más de trescientos. La cantidad de firmas que contienen, de amigos anónimos, celebridades y hasta personajes de la realeza, que han venido a conocernos y recorrer nuestra historia tienen para nosotros un valor incalculable.

Siempre nos encanta cuando vienen por segunda o tercera vez y quieren encontrar la firma y comentario que dejaron en su anterior visita… o la que dejaron sus padres cuando vinieron en determinado año.

Ya hoy, llegado el imparable progreso, tenemos a un costado de los libros de visita, un ordenador que intenta imitarles en su cometido de recoger las impresiones. Sin embargo nos encanta comprobar a diario que el mayor porcentaje de personas quieren dejarnos los buenos deseos en su propio puño y letra. ¿Y tú, dejaste tu comentario en nuestros libros?