Arte de vestir la mesa

Fueron los romanos y los galos, los que empezaron a usar los primeros manteles de lino, la mayor parte de las veces en color blanco, aunque lo curioso de todo esto es, que eran los invitados los que llevaban sus propias servilletas que utilizaban para llevar en ellas los sobrantes de sus comidas.

No obstante, fue en la Edad Media, donde cobraron gran importancia, y cuando empezaron a utilizarse con mayor frecuencia. Fue tanta su popularidad, que llegaron a convertirse en objeto de genuina veneración, debido a que eran una marca de nobleza de los lores, y solo se compartían con personas del mismo rango.

Actualmente parece que la delicadeza y el arte que se le proporcionaba antes al vestir de la mesa se ha ido perdiendo. A nuestro modo de ver, cada detalle que se le otorga, desde la formación de las servilletas, hasta la colocación tanto del mantel calado como de la vajilla, es de vital importancia a la hora de vestir una mesa. Por ello la Casa de los Balcones, ha realizado un reportaje fotográfico recogiendo diferentes ejemplos de mesas vestidas de manera completa (mantel, servilletas, vajilla, etc,.) desde un punto de vista antiguo, es decir, con vajillas  de la época y cristalería tallada, y desde una visión más moderna con cristalería de bohemia.

Mesas con Vajilla Antigua

A la hora de vestir la mesa, se ha empleado una mantelería tradicional de diferentes colores y motivos, junto a la vajilla inglesa de color azul cogida de la zona del Museo de la Casa de los Balcones. Por otra parte, en referencia a la cristalería, se ha usado también el que se encuentra en el museo caracterizada por ser un tipo de cristal tallado.

Mesas con Vajilla Moderna

Para llevar a cabo el proceso de vestir la mesa con un carácter más moderno, se ha empleado diferentes juegos de platos y té procedentes de la tienda de muebles y decoración Casa Lercaro. La vajilla moderna es de Sarah Anderson, la cristalería, cristal de bohemia checoslovaca, y la cubertería es de acero inoxidable .