Artesanía Canaria

La Casa de Los Balcones es el verdadero templo del calado canario, realizado fiel a la tradición, mimando las seculares técnicas con la voluntad de transmitirlas a las futuras generaciones en los talleres desarrollados en ella y donde perdura el nombre de Eladia Machado.

Esta maestra artesana, en la década de los ’40 del pasado siglo, tenía su taller justamente en la calle San Francisco y de su maestría nació el actual traje de maga, inspirándose, al parecer, en el traje de icolatera de la familia Monteverde, cuyo origen se remonta a mediados del siglo XIX.

De las manos seguras y expertas de estas artesanas nacen auténticas obras de arte que van de las ricas mantelerías, aptas para decorar importantes ocasiones, a los centros de todas las medidas, al alcance de cualquier bolsillo.

El calado y la roseta son las dos técnicas artesanales más empleadas en las Islas Canarias. El primero es un bordado, consiste en ir deshilando una tela tensamente sujeta a un bastidor de madera mientras que la roseta consiste en formar dibujos con hilos, que se van cruzando entre alfileres puestos en un pequeño soporte circular de trapo.