El Huevo de Colón

El Huevo de Colón

Girolamo Benzoni en su Historia del Nuevo Mundo (Venecia, 1565) cuenta la siguiente historia:

Estando Cristóbal Colón a la mesa con muchos nobles españoles, uno de ellos le dijo: ‘Sr. Colón, incluso si vuestra merced no hubiera encontrado las Indias, no nos habría faltado una persona que hubiese emprendido una aventura similar a la suya, aquí, en España que es tierra pródiga en grandes hombres muy entendidos en cosmografía y literatura’. Colón no respondió a estas palabras pero, habiendo solicitado que le trajeran un huevo, lo colocó sobre la mesa y dijo: ‘Señores, apuesto con cualquiera de ustedes a que no serán capaces de poner este huevo de pie como yo lo haré, desnudo y sin ayuda ninguna’. Todos lo intentaron sin éxito y cuando el huevo volvió a Colón éste al golpearlo contra la mesa, colocándolo sutilmente lo dejó de pie. Todos los presentes quedaron confundidos y entendieron lo que quería decirles: que después de hecha y vista la hazaña, cualquiera sabe cómo hacerla.

De esta historia viene el dicho popular de que “Colón fue el primer hombre que… puso un huevo de pie” y que se use la expresión “como el huevo de Colón” para describir algo que parecía complejo o difícil y que resulta simple o sencillo una vez entendido.

Poniendo a las Islas Canarias como testigo en el tiempo de este suceso junto con las otras representaciones históricas, deberías reconocer algunos de los pasos que tienen lugar para cualquier clase de proyecto o empresa. Estudiando y preparándose, con ayuda externa y vientos favorables, circunstancias positivas, convicción y fe, siendo constante, la aventura, con todos sus desafíos y dudas incluidos, para finalmente, el éxito, la satisfacción y la recompensa como resultado de todo lo anterior.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *