Puros-560x315

El Puro Palmero

Origen del Puro Palmero

Desde 1661 se tienen noticias del cultivo de tabaco en la Isla Bonita, siendo las primeras cosechas en el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente por el año 1730. Canarias fue parada obligatoria para los barcos que llevaban mercancía hacia América, especialmente hacia el puerto de la Habana.

Familia Palmera con las hojas de Tabaco - Foto de El Alisio

En aquella época numerosos canarios partieron siguiendo la ruta abierta por Cristóbal Colón, hasta el punto que más de 120.000 habitaron la isla productora de tabaco más importante del mundo: Cuba.
Se les concedió licencia para cultivarlo y producirlo, y ya en el siglo XIX estas familias emigrantes regresaron convertidos en maestros tabaqueros, portando entre su equipaje las semillas de esta planta que se adaptó con facilidad a la fertilidad de nuestros suelos y a la influencia de los alisios.

Finca de Tabaco El Sitio, La Palma

¿Por qué es especial la elaboración del puro palmero?

La calidad suprema del puro palmero, reconocida a nivel mundial, se debe a que su elaboración está plagada de sencillez, destreza y habilidad acompañada de tradición, secretos y fórmulas susurradas al oído de generación en generación.

Las semillas actuales llegaron de Cuba en los años 40 del siglo pasado ayudando a subsistir con su cultivo a muchas familias durante la posguerra. Las mujeres hacían guardia por la noche en los semilleros y a pesar de que la elaboración masculina es predominante, ellas también conocían el arte minucioso de entremezclar las mejores hojas, tanto que conseguían una mayor producción de puros que los hombres.

Detalle del Puro Palmero en La Casa del Turista

Es primordial la elección del tabaco más apropiado, no basta con tabaco de calidad, tiene que ser de calidad excepcional. Se crea una liga de tabacos a base de las mejores hojas seleccionadas cuidadosamente y tratadas manualmente de principio a fin por expertos artesanales. En este proceso es importante tanto la materia prima como dónde se guarda, las anillas…

Su aroma tan codiciado consigue diferenciarse de los puros caribeños, pero para evitar que sean confundidos, los verdaderos puros de La Palma llevan un sello oficial de garantía.

Puros palmeros en La Casa de Los Balcones

El placer de un buen fumador a tu alcance en La Casa de Los Balcones

Dada la calidad de los puros canarios, cuentan los expertos que hay que enjuagarse la boca para saborearlo mejor, apretarlo cerca del oído para oír su crujir, encenderlo con fósforo de madera y sobretodo, disfrutar dejándose envolver por su aroma entablando un fructífero diálogo con el humo.
En La Casa del Turista se pueden encontrar los mejores puros elaborados con la técnica palmera.

FUENTES:

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *