La Casa del Turista, historia de la Casa Molina

Hoy les contamos la historia de nuestra casa vecina, la Casa del Turista, de arquitecto desconocido, que data del siglo XVI, alrededor del año 1.590.

Historia del Edificio

Fachada de la Casa del Turista en La Orotava

La mansión de Molina se distingue con el número 4, fronteriza con las de los balcones, fue edificada por Francisco de Molina y López de las Doblas, ubetense establecido en La Orotava, donde casó el 31 de Agosto de 1593 con Isabel de Lugo y Valcarcel, hija del regidor Francisco Benítez de Lugo y de su segunda esposa Isabel de Cabrera.

La Casa pasó al descendiente de ambos Francisco de Molina LLanera y Lugo (1.636-1.706) capitán de milicias canarias, caballero de Calatrava en 1675, creado en 1680 marqués de Villa fuerte, insigne bienhechor de la orden Agustina. En la unión de su hermano fray Bartolomé de Molina, fueron primeros padrinos y promotores del convento de esa orden en La Orotava, además donó al extinto convento franciscano la urna del Santo entierro, hoy en la parroquia de San Juan.

Medallón de la Casa del Turista

Seguidamente gozó esta casa su hija Francisca de Molina y Hoyo(1653-1728), II marquesa de Villa fuerte, casada en primeras nupcias con el maestre de campo de infantería española Martín el hoyo y Alzola y, en segundo matrimonio, con Luis Prieto del Hoyo y Anchieta, alguacil del Santo Oficio, que en este lugar terminó su vida, en 1715, y donde también acabó la de su viuda.

Vino a heredarla su hermana Isabel de Molina y Hoyo (1660-1729), que fue III marquesa de Villa fuerte, casada con el capitán Juan Francisco de Franchi Alfaro, caballero del hábito de Calatrava, quienes tampoco dejaron hijos, por lo que el marquesado, junto con los mayorazgo familiares, fueron a José de Molina y Castilla (1705-1748).

Entrada de la Casa del Turista en La Orotava

Al tiempo gozó estos vínculos y distinciones María Luisa de Molina y Fierro -VIII marquesa de Villafuerte- quién al morir en 1.862 las transmitió a su hijo José de León Huerta y Molina (1.828-1.901) diputado a Cortes, Senador del Reino y Maestrante de Sevilla, esposo de María del Carmen Bernuy y Osorio de Moscoso, marquesa de Valparaíso, grande de España. Falleció sin hijos, por lo que todos sus bienes pasaron a su sobrina María del Carmen Luisa de León Huerte y Cólogan (1.900-1.986), X marquesa de Villa fuerte.

En este edificio radicó en la segunda mitad del siglo XIX, un establecimiento dedicado al al cuidado y enseñanza de gallos de pelea, en 1.880 se abrió un expediente sobre declaración de ruinas, dado el mal estado de la fábrica y el hecho de concurrir mucha gente a las riñas de gallos.

En la segunda década del siglo XX, esta finca fue enajenada en Lorenzo Machado y Benítez de Lugo, hoy en poder de sus nietos los señores Schönfeldt Machado, los cuales han devuelto a la casa su primitivo esplendor, ocupada en la actualidad por la acreditada “Casa de los Balcones”, templo de la artesanía canaria.

Características artísticas y arquitectónicas

Edificada sobre dos plantas, en su fachada destaca la portada plateresca de cantería, de líneas sencillas, con pilastradas cajeadas, sobre las que aparecen círculos. En la parte baja del pedestal y en el extremo de la cornisa hay una decoración vegetal encerrada en óvalos. El balcón, descubierto, muy estrecho y de bellos balaustres torneados, tiene base de cantería con dos remates laterales, y se decora por su parte inferior con una línea de dentículos.

La Casa del Turista en La Orotava

El segundo piso repite la organización de la planta baja. Cubre toda la fachada un alero doble de madera y fila de tejas. Los techos de las salas principales están suntuosamente decorados con artesones labrados en madera. Su patio interior es de construcción posterior a la fachada.

La Casa del Turista en la Actualidad

La Casa del Turista acoge los exquisitos y elegantes bordados, tan arraigados en la tradición artesana canaria, que encuentran aquí manos dignas de su fama. Los tradicionales trajes típicos de los “magos” de las siete Islas Canarias, son decorados por las artesanas de esta Casa como si de una pintura maestra se tratara en la Boutique del Mago. La elegancia y precisión de los bordados canarios se aplica a toda clase de textiles, llegando a unos resultados de gran belleza estética y a una indiscutible originalidad.

Bordando  trajes de mago en Casa del Turista

Bordando trajes de mago en Casa del Turista

Alfarería en la Casa del Turista, La Orotava

Los exquisitos objetos en barro, elaborados en la misma Casa por artesanos locales, mezclan las antiguas tradiciones isleñas con las más refinadas técnicas de alfarería con torno. Motivos gráficos extraídos de la cultura de los aborígenes “guanches” vienen reinterpretados y actualizados con un interesante despliegue de creatividad. Desde los objetos de uso doméstico hasta los simplemente decorativos, absolutamente todos, poseen el don de la fantasía, soportada por las antiguas técnicas de los maestros alfareros de antaño.

También La Casa del Turista es actualmente el “paraíso del souvenir” ya que en sus sugestivos salones se puede encontrar lo mejor de la artesanía y productos agroalimentarios típicos de las Islas Canarias.

Si quiere pude ver aquí un recorrido virtual por esta casa y convencerse de su obligada visita. la Casa de Los Balcones

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *