El Gofio (parte 1)

El Gofio, producto alimenticio, junto al plátano, más representativo de nuestras queridas Islas Canarias. Unido al hecho de que ha permanecido casi inalterable a través de los tiempos, le confiere una gran significación histórica y lo han hecho objeto de estudio desde el punto de vista arqueológico, etnográfico, folclórico, lingüístico, literario y gastronómico.

La historia del gofio comienza mucho antes de la llegada de los primeros conquistadores a las islas.

Gofio y Piedra molinera

Gofio y Piedra molinera

La mayor variedad de sus manjares

era que la cebada bien tostada,

en molino de mano remolían

tanto, que del pajizo y tosco grano

sacaban el menudo y sutil polvo

a quien llamaron gofio, que suplía

por regalado pan para el sustento;

con leche, miel, manteca lo amasaban

y con sola agua y sal el que era pobre…

(Antonio de Viana, Conquista de Tenerife I)

La frugalidad y simplicidad de la mesa guanche nos queda de manifiesto, según Viera y Clavijo, en “Noticias de la Historia General de las Islas Canarias, Tomo I”, cuando el Mencey Bencomo visita a su primo Zebensuí y le dice: “Dame gofio y agua, y éste será para mí el banquete más delicioso”. Aunque por aquel entonces sólo se elaboraba con la cebada, posteriormente se incorporaron nuevos ingredientes, como el centeno, el trigo, así como el maíz, traído de América.

Los cereales utilizados para la elaboración del gofio suelen ser de trigo y millo (maíz)

Los cereales utilizados para la elaboración del gofio suelen ser de trigo y millo (maíz)

 

Manteníanse de harina tostada y molida, que llamaban

gofio, y con carne de cabra cocida y asada con leche y manteca.

Esta es quizás la primer referencia escrita que tenemos sobre el gofio, señalada por fray Juan de Abreu Galindo en su “Historia de la Conquista de las siete Islas Canarias”, cuando elude en el capítulo X a los ritos y costumbres de Lanzarote y Fuerteventura.

Anterior aún es la alusión que hace Torriani es su “Descripción de las Islas Canarias”, de este producto, aunque aún no emplee el término Gofio:

 Esta gente es flaca, delgada y ligerísima. Viven con carnes

asadas y harina de cebada, que tuestan seca en el horno o

mezclan con agua o miel…


Pero, ¿qué es el Gofio?

El gofio es un alimento integral instantáneo, de fácil digestión y muy rico en elementos nutritivos naturales, elaborado a través de la molturación de cereales tostados en molinos de piedra.

Son muy variados los granos de cereales utilizados para la elaboración del gofio Canario, si bien en la actualidad prevalecen el de trigo y el de maíz, en ocasiones mezclados con el de cebada.

El Gofio, alimento más representativo de las Islas Canarias

El Gofio, alimento más representativo de las Islas Canarias

Es un alimento sin conservantes ni colorantes, que aporta un elevado contenido vitamínico, especialmente rico en vitaminas B1, B2, B3 y C; a la vez que en proteínas y fibras. Además aporta una gran riqueza mineral, especialmente Hierro, Calcio, Magnesio y Zinc.

El Gofio, considerado el pan de los Canarios, alimento de difícil consumo para unos, y de buen paladar para otros, fue la base de la alimentación canaria desde la antigüedad, así como también el alimento en torno al cual giraban el resto de los productos alimenticios que se consumían. El gofio puede ser combinado con las carnes, los pescados, moluscos, vegetales y una amplia gama de productos lácteos.

Continúa leyendo la segunda parte aquí

Fuentes:

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *