El Cuchillo Canario

El cuchillo Canario, valiosa pieza de artesanía a la vez que útil herramienta, hecho a mano en su totalidad, se caracteriza por poseer un mango o cabo, hermoso y llamativo que lo hace muy apreciado también entre coleccionistas. Este mango es labrado en materiales como el oro, la plata, la alpaca (aleación de cobre, cinc y níquel), el marfil, el cuerno de carnero (blanco negro y rubio) y el ébano. Su hojas, forjadas en herrería son elaboradas en oro, plata, alpaca, acero damasquino, acero inoxidable y acero al carbono (aleación de hierro y carbono).

El Cuchillo Canario

Sobre el origen e historia del cuchillo canario existen varias teorías. Ubicado cronológicamente por algunos en el siglo XIII, otros afirman que su presencia en Canarias no se remonta más allá de mediados del s.XIX, asociado a los inicios del cultivo del plátano. El que sea denominado también como Naife, término procedente del ingles “knife” nos llevaría a la teoría de que fueron los ingleses quienes lo trajeron a las islas y sin embargo las peculiares características del mango apuntan a una procedencia norte africana. Finalmente y tras muchos estudios, Don Alejandro C. Moreno y Marrero apunta que -“el origen del Cuchillo Canario está en aquellos territorios peninsulares donde permanecieron los árabes después de finalizada la Reconquista. Para mayores señas, me atrevería a afirmar que se encuentra focalizado o localizado en las regiones de Toledo y Albacete, ciudades donde, como escribiera Martínez del Peral, la fabricación de los cuchillos proviene de los moriscos, hábiles artesanos en el labrado y tratamiento de los metales”-.

Colección de cuchillos canarios en la Casa de Los Balcones, La Orotava

Ya en Canarias, el Cuchillo arraigó como una herramienta imprescindible para el agricultor y el ganadero y de entre las primeras referencias escritas, nos llaman la atención las palabras de la Inglesa Olivia Stone, en el año 1885: “los isleños tienen, al menos, una buena costumbre. Casi todos los hombres y muchachos llevan cuchillos, pero, en cuanto va a comenzar la pelea, los arrojan bien lejos. Si esta costumbre no estuviese bien implantada, la apasionada sangre daría lugar a muchas tragedias terribles”.

Campesino con Cuchillo Canario

Siendo motivo de estudio para muchos, el cuchillo Canario puede clasificarse, atendiendo al mango, en: Cuchillo de cabo de Palo, Cuchillo de cabo de Cumbre, Cuchillo de cabo de Costa y Cuchillo de cabo de Flores. También, según la longitud de la hoja encontramos el Cuchillo de Pastor, de 18 cm; el Cuchillo de Labranza o Platanero, de 21 cm y el cuchillo Pitero, de más de 23 cm. Por último, atendiendo a los materiales empleados en su elaboración, se dividen en Cuchillos de Trabajo y Cuchillos-Joya.

Ha sido merecedor incluso de un Monumento al Cuchillo Canario, ubicado al finalizar el Lomo de Guillén (Guía de Gran Canaria), ciudad ésta que ha sido considerada desde tiempos inmemoriales la tierra de cuchilleros por antonomasia.

Monumento

A pesar de que es en la Isla de Gran Canaria donde se encuentra la mayor producción, existen también en Tenerife varios artesanos que los elaboran, e incluso, en menor escala, en la Isla de El Hierro. Así podemos encontrar en Tenerife, aunque procedente de la isla de El Hierro al polifacético artesano Belio Acosta Castañeda, virtuoso tanto con la madera como con el metal.

Según dice Belio, si usted regala un Cuchillo Canario, es conveniente que perciba a cambio una moneda de quien lo recibe, siendo ésta la única forma de quedar garantizada la paz entre ambas personas.

Bibliografía:

  • Consideraciones Generales sobre el origen y procedencia del Cuchillo Canario, por Alejandro C. Moreno y Marrero.
  • “La huella de tus manos”, de Stavros Meletlidis.
  • Fotografás de Stavros Meletlidis.
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *