Doña Fidela, una de esas artesanas cada vez más escasas..

… que desde su hogar trabajan para nosotros.

Exquisita bordadora, nos visita una vez al mes trayéndonos justillos y chalecos, acompañados de historias y siempre con algún detallito en forma de dulce.

Cuando le preguntamos si podíamos entrevistarla, nos dijo “pero sólo si pones que tengo 73 años y que ni siquiera necesito gafas”. Unos días después acudió a la cita muy elegante, puntual y su diálogo bien ensayado.

Doña Fidela Goya Correa, una de nuestras más antiguas bordadoras que aportan más valor a nuestra artesanía.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *